Rusia vende el territorio de Alaska a los Estados Unidos

 

Debido a una situación financiera inestable y complicada, como al temor de perder el territorio en algún conflicto futuro con los británicos, Rusia vende a los Estados Unidos el territorio conocido como Alaska.

El zar Alejandro II cedió el territorio por un monto de 7,2 millones de dólares al Secretario de Estado, William H. Seward. La compra se hizo efectiva un 18 de octubre de 1867, hoy recordado como el Día de Alaska.

En aquel entonces la compro recibió duras críticas, debido a que los ciudadanos pensaban que era un movimiento económico imprudente el gastar tanto dinero en una región tan remota, siendo llamado a ésta negociación la “Locura de Sewart”.

Sin embargo, el descubrimiento de yacimientos petrolíferos como de oro, desmitifico la supuesta locura como uno de los negocios más rentables jamás imaginados.

Pero el petróleo también ha sido el origen de ciertos desastres, como el accidente ocurrido en 1989 cuando el superpetrolero Exxon Valdez encalló en las aguas de Alaska y provocó una marea negra que ha sido calificada como uno los mayores desastres ecológicos de la historia.

Alaska es el penúltimo estado en incorporarse a los Estados Unidos, y se halla rodeado por los océanos Ártico y Pacífico, comparte frontera con Canadá, y está separado de Rusia por el estrecho de Bering (es un brazo de mar que separa el extremo oriental de Asia del extremo occidental de América del Norte, entre Alaska y Liberia).

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar