Portugal pasó 5 días usando sólo energía de fuentes renovables

 

Portugal es un país país pequeño, pero uno de los líderes mundiales en cuanto a implementación y uso de fuentes de energía renovables. En 2011 parte significativa de su energía ya provenía de fuentes solares, eólicas e hidráulicas y en ese mismo año se realizó un experimento que probó que el país podía sostenerse únicamente con este tipo de energías durante horas. Desde entonces, el sector de energía renovable ha experimentado un notorio crecimiento. 

Algo interesante de este país es cómo no sólo está utilizando nuevas tecnologías para producir la energía que sus actividades necesitan, sino que además cubre un amplio espectro de ellas. Portugal usa energía solar, hidráulica, geotérmica y de onda y desde las 6:45am del 7 de mayo del presente año hasta las 5:45pm del 11 de mayo utilizó sólo energía de estas fuentes. ¡Sí, un país pasó 107 horas sin utilizar un ápice de combustible fósil para producir electricidad!

Esto fue posible a la combinación de voluntad política, inversión y adopción de tecnologías disponibles. Estos tres factores han contribuido a la rápida transformación de la industria energética de esta nación europea, de tal manera que en 2013, apenas 2 años después del primer experimento, Portugal ya obtenía 26% de su energía de fuentes renovables, y para 2015 este porcentaje había sobrepasado el 50%. 

¿Increíble? Sí, pero también posible: el gobierno portugués empezó a otorgar a los productores garantías sobre los precios y los pagos, además de renovar su infraestructura. Como es de esperarse la inversión fue enorme y produjo cierto déficit en la economía, pero también creó nuevos empleos dentro de este sector, así como en el de servicios asociados, y esto es lo que su economía más necesitaba, tras pasar por una reciente recesión. 

A la par este no es el único país de dicha región que se ha interesado por adoptar nuevas tecnologías. Dinamarca, por ejemplo, ha sacado ventaja de las fuerzas del viento. Durante el año pasado, a lo largo de un día con vientos especialmente fuertes, logró producir 140% de su demanda, de tal manera que no sólo consiguió cubrir sus necesidades sino que también exportó el excedente a Suecia, Noruega y Alemania. 

Otros países involucrados en incorporar tecnologías que les permitan beneficiarse de fuentes renovables de energía dentro del continente europeo son Latvia, Austria, Islandia, Suecia, Noruega y Alemania. La cuestión es que esto podría ser adoptado por muchos otros países, si tan sólo se cumplieran los factores mencionados anteriormente: voluntad política, inversión y uso de tecnologías existentes. 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar