Mendoza, sede de jornadas nacionales de cáncer

 

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Elisabeth Crescitelli, y el subsecretario de Salud, Oscar Sagás, junto a la directora del Instituto Nacional del Cáncer, Julia Ismael, participaron en la Jornada de Registros Poblacionales de Tumores en Argentina. Se desarrollaran en el Hotel Villa Mansa, de Luján de Cuyo.

Se debatirá sobre la situación de la enfermedad, su magnitud e incidencia, establecer comparaciones geográficas y tendencias temporales, acciones de intervención y prevención.

Desde 2000, en Argentina se estimuló la vigilancia del cáncer como parte de la vigilancia epidemiológica de las enfermedades no trasmisibles en el país, ya que son las enfermedades prevalentes.

Hasta esa fecha, sólo Bahía Blanca y Concordia tenían un registro poblacional. Desde 2000 y con el apoyo del Ministerio de Salud de la Nación, varias provincias iniciaron actividades a fin de  realizar registros poblacionales de cáncer, entre ellas Mendoza, Córdoba, Entre Ríos, Río Negro, Chubut, Tierra del Fuego, Chaco, Tucumán y Jujuy.

Durante el acto, la ministra Elizabeth Crescitelli expresó: “En estas jornadas nacionales de dos días de duración, participan distintas provincias. Mendoza fue una de las primeras provincias que desarrolló el Registro de Tumores, generando una base de datos muy importante que permite el análisis de la enfermedad”.

“Este encuentro será enriquecedor por el aporte de las experiencias de las provincias. Además, la vigilancia epidemiológica es información para la acción, esta información que proviene de la realidad bio-psicosocial de la comunidad, ayuda a mejorar las expectativas de vida y calidad de vida de los pacientes”, finalizó la ministra.

El subsecretario de Salud, Oscar Sagás, puntualizó: “Un registro de tumores es un registro de base poblacional. Hoy, Mendoza lleva 73.000 casos en este registro. Esto indica que se detecta más rápido el cáncer a partir de estos registros. Sirve para saber la magnitud y la distribución de localización, edad, género, de los distintos tumores”.

“También ayuda a ver los perfiles epidemiológicos, de cómo se comporta el cáncer y hacer estudios de colaboración nacionales e internacionales. El registro provincial se nutre de 5 dependencias, de las obras sociales y de particulares. Alrededor de 143 personas están aportando a esta base de datos”, explicó Sagás.

“El cáncer en Mendoza es una política de Estado. Nos preocupa no sólo saber cuál es la distribución del cáncer sino atenderlo”, finalizó el subsecretario.

Registro Provincial de Tumores

La importancia de que la provincias lleven registros de cáncer poblacionales radica en que, a partir de estos datos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) realiza estimaciones para la Argentina. En ese caso, nuestra provincia junto a Córdoba son las dos provincias que aportan el mayor número de casos.

El Registro Poblacional es parte fundamental de un programa de cáncer, en tanto permite describir la situación  de la enfermedad, su magnitud e incidencia, establecer comparaciones geográficas y tendencias temporales y estudios de sobrevida, necesarias para establecer programas de control, evaluar y monitorear acciones de intervención, formular hipótesis de riesgo, etc.

Los registros de cáncer de base poblacional son considerados el mejor método para conocer la magnitud de este grupo de enfermedades, que constituyen un problema importante de salud, en una población determinada. La Organización Mundial de la Salud considera que los registros de cáncer son fundamentales en la estrategia de control de cáncer. Son un sistema de información que proporciona los indicadores epidemiológicos de incidencia, prevalencia y supervivencia, indispensables para valorar la eficacia de las actividades y los programas dirigidos a controlar el cáncer.

El Registro Provincial de Tumores de Mendoza (RPT) inició sus actividades de recolección el primero en enero de 2003 y depende de la Dirección de Epidemiología.

Los objetivos del Registro Provincial de Tumores de Mendoza son:

  • Conocer la magnitud y distribución de los tumores en la provincia.
  • Conocer la incidencia de los distintos tipos de cáncer, según edad, género y lugar de residencia.
  • Brindar información analizada para la planificación y evaluación de las acciones de prevención y control del cáncer.
  • Facilitar el intercambio de información y la organización de estudios cooperativos nacionales o internacionales.
  • Realizar investigación epidemiológica de los diferentes tumores en el ámbito provincial.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar