Mendoza: el regreso a las clases será `bimodal´, entre lo presencial y lo virtual

 

El titular de la DGE afirmó que ya están los protocolos para el regreso a las aulas. “Nuestro segundo cuatrimestre tampoco va a ser normal”, afirmó Thomas.


Este jueves se reunió nuevamente el Consejo Federal de Educación donde decidieron el protocolo de la vuelta a clases presenciales en las escuelas del país. Cada una de las autoridades provinciales de la educación decidirán cuándo lo hacen de acuerdo a la expansión de la pandemia del coronavirus.

En ese marco, el Director General de Escuelas de Mendoza, José Thomas, anunció en conferencia de prensa cómo serán los lineamientos generales de los protocolos para volver a las aulas en la provincia, adelantando que definitivamente no será "normal". Entre los aspectos más destacado, es que la asistencia a las escuelas no será obligatoria sino que la decisión final será de la familia, que podrá optar entre esto o continuar con la educación a distancia a través de la virtualidad.

Desde el cuarto piso de Casa de Gobierno, además, se informó que están listos los protocolos para volver "paulatinamente" a la presencialidad, aunque Thomas puntualizó que no hay un fecha precisa para el retorno "al cara a cara". Sin entrar en detalles, Thomas anunció que la vuelta será “bimodal”, entre la presencialidad y la virtualidad. “Nuestro segundo cuatrimestre tampoco va a ser normal”, agregó.

Estos protocolos están basados en tres pilares: cómo preparar las escuelas para el regreso, cómo garantizar la higiene y la seguridad, y cómo capacitar a docentes, no docentes, alumnos, padres y madres.

Ante la eventualidad de que madres o padres decidan no enviar a sus hijos, a pesar de los protocolos, será algo que se tendrá en cuenta por parte del gobierno escolar. Por lo tanto, no perderán clases. Asimismo, no habrá presencialidad para alumnos o docentes que formen parte de los grupos de riesgo.

Thomas se dirigió a los padres y les dijo que se queden "tranquilos", que las autoridades y docentes de cada escuela tomarán todas las medidas para el regreso en el momento adecuado.

Por otra parte, el titular de la DGE puntualizó que el foco estará en los alumnos y alumnas de quinto año de la secundaria. Mientras, la prioridad no estará aún en los de primer grado y séptimo grado.

El protocolo fue acordado con las autoridades del Ministerio de Educación de la Nación y los representantes de las distintas jurisdicciones que conforman el Consejo Federal de Educación Argentina. El documento  involucra además a otros miembros de la comunidad, el centro de salud más cercano, el municipio, etc.,  que tendrán que opinar sobre la forma en la que se va a regresar a las clases presenciales.

 

Los pasos

Se realizará a través de un escalonamiento progresivo, de acuerdo con criterios epidemiológicos de evolución de la pandemia y las características sociodemográficas de cada región y la asistencia será alternada por grupos de alumnos/as de manera de garantizar el cumplimiento de las normas de distanciamiento social, articulando tiempos de presencialidad y de no presencialidad bajo un modelo “bimodal”.

Para ello, resulta imprescindible volver a mirar pedagógicamente la planta física de la escuela, imaginar la nueva jornada escolar (desde el inicio a la finalización), establecer un orden desde la llegada de los desplazamientos y la utilización de cada uno de sus lugares, considerando que la estructura edilicia también es educativa.

Cada jurisdicción podrá construir reglamentaciones propias complementarias. Para ello, las provincias deberán presentar un Plan Jurisdiccional de retorno a clases presenciales ante el Ministerio de Educación de la Nación, a través de la Secretaría General del Consejo Federal de Educación. El mismo deberá contemplar en su organización y alcances, lo establecido en el documento acordado y tener la aprobación de las máximas autoridades educativas y sanitarias de cada jurisdicción.

 

 

El protocolo completo

 

null

 

 

Fuente: MEDIOS 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar