La Legislatura ya aprobó más leyes que en 2015

 

A partir de mañana, la Legislatura comenzará a transitar su segunda y última semana de receso invernal, antes de que los legisladores vuelvan a completar el segundo período del año.

Si bien hay algunos temas recientes que se trasladarán a la agenda de las sesiones, como es una nueva ley de Ministerio Público y la inminente propuesta del Gobernador para ocupar el cargo del procurador, hay algunos datos que reflejan cómo fue el trabajo durante los meses que transcurrieron.

En los análisis parciales que hacen tanto en el Senado como en Diputados, las estadísticas muestran que hubo un cambio de ritmo en la actividad legislativa durante este primer semestre.

Si se considera desde el 10 de diciembre, cuando se inauguró la etapa del radical Alfredo Cornejo, hasta la primera semana de julio, cuando los legisladores comenzaron sus vacaciones, en total, el Senado aprobó 37 leyes y Diputados 55.

La diferencia está dada porque, en ocasiones, una cámara puede tratar proyectos de años o composiciones anteriores que quedaron con alguna sanción parcial, o bien porque un tema puede quedar “trabado” en su etapa de revisión. Comparativamente, en todo 2015 se sancionaron 54 leyes en el Senado, es decir, casi la misma cantidad de lo que ya salió en la primera mitad de 2016.

Los informes fueron elaborados, por un lado, por la Secretaría y Prosecretaría legislativa del Senado, y por el otro, por la oficina de Prensa de Diputados. En ambos espacios, coincidieron que esta es la primera vez que se hace una medición de la “productividad legislativa”.

“El objetivo no es evaluar al legislador, sino tener parámetros concretos de la actividad legislativa”, resaltó el secretario legislativo del Senado, Diego Seoane.

Entre los datos, destaca la cantidad de proyectos que vinieron desde el Poder Ejecutivo y que rápidamente se convirtieron en ley. En total, Cornejo obtuvo 33 leyes propias (se incluyen acuerdos paritarios) que logró en poco tiempo.

Esto tiene explicación, además de ser lógico que el oficialismo logre tener sus debates al día. En cuanto a las posibilidades, la UCR, junto con los partidos aliados (PD, FR, Pro y Libres del Sur) tiene mayoría simple en las dos Cámaras, número que alivia cuando no hay acuerdo con la oposición.

A esto, se suma que gran parte de este primer semestre estuvo ocupado por el período extraordinario, en el que sólo se puede tratar los proyectos de Cornejo, o los que ya tenían despacho de comisión.  

Estas urgencias que vinieron desde “arriba” dejaron poco margen para la discusión de los proyectos propios de los legisladores, tanto oficialistas como de la oposición. En cuanto a los debates que logró instalar el justicialismo este año, sólo 3 proyectos se convirtieron en ley, aunque hay algunos más que vienen de las composiciones legislativas anteriores. 

A su vez, de los partidos que acompañan a la UCR dentro del Frente Cambia Mendoza, sólo el PD logró una ley, a través de su representante, el diputado Marcos Niven. Se trató de una declaración para que el 2016 sea considerado el “Año del Centenario de la Constitución Provincial”.

Atentos a que es una materia pendiente, la presidente del bloque de Senadores del FpV, Patricia Fadel, señaló que ni bien retomen las actividades, se reunirá con las autoridades de las Cámaras para pedir el tratamiento de los debates que planteó su partido. “Nos tienen que ayudar a que salgan los nuestros. Acordamos juntarnos para revisar e ir sacando nuestros proyectos de ley”.

Lo que se viene

La semana que viene, los legisladores retomarán sus actividades y ya hay algunos temas que podrían tratarse.

Uno de los asuntos pendientes es la definición de quién ocupará el lugar del ex procurador general de la Suprema Corte, Rodolfo González.

Sin ningún adelanto, en el Senado se preparan para que el pliego pueda estar en la sesión del martes 26.

A su vez, en un carril paralelo, esperan un proyecto para modificar la ley 8.008, de Ministerio Público. Si bien no adelantaron la letra fina de la iniciativa, sí se sabe que la intención es clarificar la función del procurador, para que se desprenda de su función la Defensoría.

También está pendiente de ingresar una nueva modificación al Código Procesal Penal. Durante estos días, el borrador estuvo en discusión del Ejecutivo y, sin dar muchos detalles, adelantaron que se están revisando algunas cuestiones que hacen a las competencias de los fiscales.

En su primera sesión, el Senado también deberá aceptar la renuncia de Alejandro Molero (UCR), quien dejó su banca para asumir al frente del Iscamen y, por otro lado, votar su pliego para ratificarlo o no en este lugar.

Ese día también podría asumir su reemplazante, Alicia Barros. A su vez, la Cámara alta tendrá que ver si acuerda el ingreso de dos postulantes de Alfredo Cornejo para el Honorable Tribunal Administrativo de la DGE que enviará el Ejecutivo.

Fuente: LA

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar