La DGE genera acciones educativas a través de los narradores orales

 

En un proyecto en conjunto con el área de Desarrollo Social, las escuelas contarán con el apoyo de voluntarios para fortalecer el hábito de la lectura.

La Dirección General de Escuelas trabaja fuertemente en diferentes acciones para mejorar la lectura de los alumnos de todos los niveles de los establecimientos educativos.

Por esta razón, el gobierno escolar, junto a Desarrollo Social de la Provincia, acordaron trabajar con los diferentes grupos de narradores orales mendocinos para que aporten a las trayectorias escolares de los alumnos.

Desde Desarrollo Social aportarán recursos como movilidad, espacios de encuentros y capacitación para fortalecer esta actividad. Y, desde la DGE, aportarán en los contenidos pedagógicos para que sean parte de la currícula de las instituciones educativas.

Como destacó la directora de Planificación de la Calidad Educativa, María Julia Amadeo, la narración tiene sus orígenes en la oralidad y es la puerta de entrada a la lectura. “Además de trabajar en la habilidad de leer, escribir y hablar, también debemos fortalecer la capacidad de escucha de nuestros alumnos, por eso es importante el rol del narrador”, sostuvo.

Como primera acción de este proyecto compartido con Desarrollo Social, la funcionaria de la DGE recibió al Club de Narradores, un grupo de personas que trabajan en las escuelas desde hace muchos años narrando e interpretando cuentos para generar un espacio de recreación en los alumnos y así acompañar a los docentes en la enseñanza.

Club de Narradores

Con el objetivo de generar espacios de creatividad y recreación, este grupo de narradores orales trabaja desde hace varios años en las diferentes escuelas de Mendoza.

Sus referentes son Carmen Román, Delicia Uriburu, Teresa Saavedra, Josefina Monserrat, Berta Kotlik y Beatriz Morán.

Durante el último año lectivo, el Club de Narradores trabajó con más de 5.200 alumnos articulando con los diferentes docentes y maestros de los grados y de esta manera colaborar en las trayectorias escolares.

Una de las integrantes del Club de Narradores, Carmen Román, señaló: “Utilizamos un método para acompañar la enseñanza de los alumnos. A través de la narración, generamos que los niños y jóvenes desarrollen su creatividad e imaginación”.

Fuente: Prensa Provincia

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar