Estudiantes secundarios dieron un abrazo simbólico a la Legislatura

 

Organizada por la Cámara de Diputados, se realizó en el Salón de los Pasos Perdidos de la Legislatura la Primera Jornada de Participación Juvenil en el marco de las actividades legislativas organizadas por el Bicentenario de la Independencia. Asistieron estudiantes de escuelas de Las Heras y Capital y que culminaron con un abrazo simbólico a la Legislatura.

Presidieron el acto de apertura el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Pares; la directora de Educación Secundaria, Sara Lucero, y la supervisora, Silvia Stocco.

Parés remarcó la importancia de celebrar el bicentenario de la Patria e instó a los jóvenes a involucrarse y conocer la historia del país para afianzar nuestra identidad. En tanto, las docentes coincidieron en la necesidad de resaltar los valores de los próceres que hicieron posible la Independencia.

La iniciativa, declarada de interés legislativo  por Resolución 113/16, permitió que los jóvenes tengan su “Jornada de la juventud”, durante la cual elevaron un manifiesto a las autoridades del parlamento mendocino. En las ponencias, los estudiantes expresaron sus deseos de tener un país “en el que se valore la honestidad, haya trabajo para los jóvenes, se proteja a la niñez”, entre otras manifestaciones.

El proyecto escolar, denominado “Bicentenario en la Legislatura”, pretendió canalizar las necesidades planteadas por los alumnos ante el contexto en el cual están viviendo y participando. Según se indica en los fundamentos de la iniciativa, “los jóvenes se van a transformar en los dirigentes y líderes del futuro de nuestro país. Por lo tanto, generar estos espacios para que participen y generen opinión es propicio para su formación”.

Las escuelas que participaron recibieron un diploma y las Constituciones provincial y nacional, que les fueron entregadas por el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Pares.

Al finalizar la jornada, los alumnos dieron un abrazo simbólico a la Legislatura provincial con una larga Bandera argentina como señal de que los jóvenes creen en las instituciones que los representan.

Los establecimientos educativos presentes fueron: 4-074 Florencio Molina Campos; Colegio Andino P-149; 4-048 Panquehua; 4-073 Adolfo Bioy Casares; 4-088 Mario Casale; 4-103 Profesor César Humberto Casiva; 4-140 Armando Tejada Gómez; 4-157 Patria Grande; 4-216 Manuel Nolo Tejón y Magda de Merolis; 4-128 Parque Provincial Aconcagua y 4-023 Molinero Tejeda.

Manifiesto 

El manifiesto entregado por los estudiantes menciona la Declaración Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas. En ese marco, proclaman “la observación y el respeto a los hombres y mujeres individualmente y a las organizaciones particulares, autoridades locales y al Gobierno provincial, a que reconozcan esos derechos y que luchen por su observancia con medidas legislativas y de otra índole, adoptadas progresivamente en conformidad con los siguientes principios:

  1. Que estos derechos sean reconocidos a todos los jóvenes sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio joven o de su familia.
  2. Que el joven goce de una protección especial y disponga de oportunidades y servicios, dispensando todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente de forma saludable y normal así como en condiciones de libertad y dignidad.
  3. Que el joven goce de los beneficios de la seguridad social con derecho a crecer y desarrollarse con buena salud.
  4. Que el joven tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria, en condiciones de igualdad de oportunidades para desarrollar sus aptitudes.
  5. Que el joven debe ser protegido de toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata. No se le permitirá trabajar antes de la edad adecuada y en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación y empleo que impida su desarrollo físico, mental o moral, y debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole”.

Asimismo, piden las autoridades que a través de instituciones pedagógicas y sociales propongan espacios de conversación, indagación y debate de distintos problemas de la sociedad actual, como:

  • La necesidad de combatir la inseguridad callejera.
  • Repudiar todo hecho de corrupción.
  • Educación y salud pública.
  • Evitar hechos de violencia de género.

“Como jóvenes de este siglo y de este momento histórico, reconocemos el desafío que significa esta toma de decisiones y más aún atentos a nuestro rol como futuros adultos, asumimos el protagonismo de nuestro presente, nos permitimos cuestionar lo que es y lo que debería ser y nos comprometemos a colaborar y cumplir con las medidas que pongan en marcha nuestro pedido. Así también vamos a exigir que ustedes como dirigentes cumplan con todo lo que han prometido”, señala el manifiesto.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar