El Senado reconoció el esfuerzo deportivo de andinistas con discapacidad motriz

 

Durante la mañana de ayer el Salón Rojo de la Legislatura provincial, se convirtió en el escenario de una emotiva distinción que tuvo como protagonistas a los jóvenes deportistas Agustín Guillot (guía de montaña) y Nancy Roldán (estudiante de turismo). Ambos desafiaron la adversidad y meses atrás ascendieron a Plaza Francia (4200m) en la base de la pared sur del cerro Aconcagua (6962m), acompañados de los guías Pablo Tapia y Leandro Ignacio Luna.

Los deportistas tienen una discapacidad motriz y utilizan prótesis en una de sus piernas, lo que no fue impedimento para lograr el objetivo de ascender al pico más alto de América, y contribuir a la difusión de la práctica del montañismo adaptado en Mendoza y promover la inclusión de la discapacidad en el deporte.

Durante la distinción, el senador Jorge Palero, resaltó: “Este es momento de agradecerles el esfuerzo personal y los logros obtenidos porque nos enseñan a todos los mendocinos que nada es imposible. Son un orgullo para el resto de la sociedad por hacer cosas que muchas veces parecen imposibles y por demostrar a la sociedad que con el esfuerzo se logran los objetivos”.

Por su parte, Federico Chiapetta, subsecretario de Deportes sostuvo: “Tenemos la responsabilidad de acompañarlos, de  apoyar estas iniciativas y es nuestro compromiso seguir potenciando estas acciones y brindar nuestro apoyo incondicional que demuestran que no hay limites para nada”.

Cabe destacar que los jóvenes realizaron esta actividad deportiva contando con el apoyo de la Subsecretaría de Deporte, la Dirección de Recursos Renovables, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial y el Ente Autárquico de Turismo.

La distinción contó con la presencia de la senadora Marisa Ruggieri, la directora de Deportes Social y Comunitario, Bibiana Balzarelli, y numerosos familiares y amigos de los deportistas. En la ocasión se hizo entrega de una placa distintiva para los jóvenes deportistas y un diploma de Honor a la Subsecretaria de Deporte de la provincia y por su intermedio al Área de Discapacidad de la Dirección de Deporte Social y Comunitario.

Finalizando el reconocimiento, el deportista Agustín Guillot, en declaraciones sostuvo: “Con esta acción se demuestra que las peores limitaciones que se puedan tener en la vida no son las físicas, sino las autoimpuestas. Y pretendemos, de alguna manera, que la gente que tenga algún tipo de discapacidad se contagie y pueda iniciarse en la práctica deportiva”.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar