Continúan las tareas de reparación de Vialidad Nacional en los puentes de la ruta 40

 

Las crecidas ocasionadas por las intensas lluvias de los últimos días dejaron inutilizado uno de los puentes sobre el arroyo Chañares. Por seguridad, también se clausuró el otro. Para ir o venir del Gran Mendoza hacia Tunuyán o el Sur provincial, hay que pasar por Tupungato. El desvío implica unos 26 kilómetros extra. 


Las fuertes tormentas y la erosión consecuente en los cauces, derivaron este sábado último en el colapso de las estructuras de dos puentes de la Ruta Nacional 40, ubicados en el kilómetro 3245 –zona de Anchoris- sobre el Arroyo Los Chañares, en Luján de Cuyo.

De los dos viaductos afectados, el que más peligro corría es el que se encuentra al este, que permite la circulación vehicular de sur a norte, pero por precaución se decidió cortar el tránsito en ambos hasta tanto se solucione el problema en forma efectiva.  

En una primera instancia se pudo observar que “cedió la pila central y descendieron la viga y el tablero del puente”, según precisó Rubén Lomas, administrador de la Dirección de Vialidad Nacional en Mendoza.

Más allá de la afectación, el viaducto no estaría fracturado. El puente más dañado es el antiguo –el del lado este, construído en los ´80-, y el ubicado al oeste e inaugurado en 2015 se mantiene en mejor estado.  

 

 

Vialidad Nacional, en un comunicado oficial de este domingo, informó que “luego del análisis técnico, se comenzaron con las tareas para dar transitabilidad en la RN 40, tras el colapso que sufrió el puente del lado este”. En el mismo comunicado, informaron que las tareas sobre el puente de Chañares oeste –construido en 2015-, “se centran en proteger los pilotes ante otra posible crecida”.

“Actualmente, 2 máquinas, una cargadora y una motoniveladora, se encuentran trabajando para compactar y nivelar el socavón que dejaron las fuertes lluvias”, agrega el comunicado.

(Foto: Gentileza Vialidad Nacional)

 

Desde el organismo se “estima que en los próximos días” puedan realizar  un bypass sobre el puente chañares oeste, “el cual no presentaría daños estructurales”, para poder así  garantizar la transitabilidad.

El Ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodi y el Administrador de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta “se encuentran en permanente contacto con los equipos técnicos del 4to distrito,  y autoridades del Gobierno Provincial”, indicaron desde Vialidad.
 

Los desvíos

Por ahora, y hasta que se hagan las obras que solucionen la falla estructural, quienes se dirijan desde el Gran Mendoza a Tunuyán, San Carlos o el Sur provincial, deberán desviarse en Ugarteche, por la ruta 86 -Camino de los Cerrillos-, hasta Tupungato, y una vez allí tomar ruta 88 carril Zapatam para retomar la ruta 40 y seguir camino.

En tanto, quienes viajen del Sur provincial hacia el norte, deberán hacer el camino inverso: salir de la 40 en el carril Zapata, llegar a Tupungato, tomar la ruta 86 -Camino de los Cerrillos- y dirigirse hasta Ugarteche, para volver al camino original. En total, el desvío implica unos 26 kilómetros extra de recorrido.

(Crédito infografía: Los Andes)

 

 

Por Redacción Ojos de Café // Foto portada: Vialidad Nacional 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar