Se aprobó el pago a jubilados y la ley de blanqueos

 

Con 162 votos, se aprobó en la cámara de diputados de la nación, el proyecto que contempla el pago de las sentencias por actualización de haberes a los jubilados de ANSES, el blanqueo de capitales y una eximición del pago del Impuesto a las Ganancias 

Con una jornada plagada de chicanas, en medio de una polémica sobre el caso López y tras 12 horas de sesión, se aprobó esta madrugada en la Cámara de Diputados de la Nación, la Ley Ómnibus, que dispone el programa de reparación histórica para pagarle a mas de 6,7 millones jubilados y pensionados para quienes hayan iniciado juicio y tengan sentencia. Con 162 votos a favor, 76 en contra y 3 abstenciones el debate se extendió por poco más de doce horas.

El oficialismo contó con el apoyo del bloque justicialista, del massismo y un sector del kirchnerismo. La ley dispone la “emergencia” por la litigiosidad judicial durante tres años y el pago de las deudas que existen con los jubilados, que será solventado con el producido del blanqueo de activos, y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).

También avalaron que el aguinaldo no tribute Ganancias.

La discusión, contó con cruces muy fuertes de los diferentes representantes de los partidos, quienes opinaban sobre la ley. El ex ministro de Economía Axel Kicillof (FpV),  advirtió que el megaproyecto “es invotable” y aseguró que “no se necesita ley” para realizar los cambios que se proponen. “Bajo la idea que esto viene a reparar la situación de los jubilados se ha generado una expectativa que, bajo esta ley van a tener una mejora. Y no es así”, sostuvo el legislador.

Mientras tanto, el diputado Mario Negri agregó: "Los primeros meses resolvimos el default externo y con esta ley resolvemos el default interior", "no hay voluntad de vender las acciones del Fondo de Garantía Sustentable”. 
Además, en el medio de la mediática detención de José López, ex secretario Kirchnerista de Obras Públicas, quien fue atrapado el martes intentando esconder 9 millones de dólares en un convento, esta madrugada, el oficialismo hizo una modificación al capítulo de la norma que dispone un blanqueo de capitales con el fin de cobrar un impuesto especial a quienes declaren bienes ante el fisco para obtener fondos que ayuden a solventar el pago de los juicios a los jubilados y la reactualización de sus haberes.

Por ello es que Cambiemos acordó con el massismo sumar no sólo a los funcionarios de los tres poderes (de la Nación, provincias y municipios) a la prohibición de ingresar al “sinceramiento fiscal” sino que tampoco podrán hacerlo los cónyuges de ellos y sus hijos mayores de edad ya emancipados. La propuesta la hizo Felipe Solá y fue aceptada por el miembro informante del oficialismo, el macrista Luciano Laspina.
 

Por Martín Cartellone.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar