Las razones que dio Alberto Fernández para no reducir los salarios del Ejecutivo nacional

 

El tema no forma parte de la estrategia del Presidente hasta el momento: "Tengo ministros que no tienen fortunas y viven de sus sueldos", fue una de las frases que lanzó el Presidente al ser consultado sobre la posibilidad de una reducción salarial para conformar un fondo de prevención contra el coronavirus. De esta manera, va a contramano de los jueces de la Corte, el gobernador de Mendoza y muchos legisladores, intendentes y concejales peronistas.


Ni siquiera la presión social que se empezó a gestar en la redes sociales, los cacerolazos aislados en la ciudad de Buenos Aires o el pedido de los legisladores de Juntos por el Cambio para que haya una reducción salarial en los tres poderes del Estado modificó -hasta ahora- la postura presidencial. Lo que se le demanda desde esos sectores, es una reducción de su salario o el de los secretarios y ministros del Poder Ejecutivo como paliativo ante la crisis del coronavirus como está sucediendo en varios gobiernos o legislaturas provinciales.

Este sábado, un día después del colapso en los bancos, el presidente Alberto Fernández habló en radio Mitre y aseguró -respecto a los hechos bochornosos- que este tipo de escenas no volverá a repetirse. Asimismo, durante la entrevista con Marcelo Bonelli, se refirió al reclamo de distintos sectores para reducir su salario y el de sus funcionarios para sumar recursos económicos en la prevención del coronavirus covid-19.

Rápidamente, Fernández volvió a desestimar esa posibilidad y sugirió que quienes tomaron una medida en esa línea después lo consideran a él un "populista", en referencia -entre otros- a los jueces de la Corte Suprema o el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, quien estableció un tope salarial de 50.000 pesos. "Después nos llaman populistas a nosotros", se quejó el presidente durante la entrevista.

 

Fernández y sus funcionarios -por ahora- no reducirán sus sueldos, una acción que sí han tomado legisladores, intendentes y concejales, incluso del partido del oficialismo. 

 

Según un conciso análisis del diario El Memo (de Mendoza), "al minimizar [Fernández] este tipo de acciones -reducción salarial para sumar recursos a la "guerra" contra el coronavirus-, el Presidente también deslegitimó las medidas que tomaron muchos legisladores, intendentes y concejales de su partido. En Mendoza, por ejemplo, todos los diputados y senadores votaron a favor de un tope salarial de 50.000 mil pesos, al igual que jefes comunales, como Matías Stevanato (Maipú), Emir Félix (San Rafael) y Flor Destéfanis (Santa Rosa) todos del PJ". 

 

Las 3 razones que dio Fernández para no donar parte de sus salarios:

1- El patrimonio de sus ministros. "Cada uno tiene derecho (a donar), pero yo tengo un gobierno de ministros y funcionarios que no tienen fortunas, no tienen cuentas en el exterior, no tienen bienes, no tienen empresas, y viven de sus sueldos". 

2. La carga horaria. "Son funcionarios a los que llamo a las siete de la mañana o a la medianoche, y atienden; los llamo a Olivos, y vienen. Hay un presidente que está trabajando de siete a dos de la mañana atento a lo que pasa en todo el país". 

3- Los sueldos del Estado no son elevados. "Además, los sueldos del Estado no son tan importantes. Tampoco tengo a alguien inútil ni que se robe la plata. Hemos terminado con los fondos secretos de la SIDE que ahora se destinan al programa 'Virus'. No me vengan con esas cosas, porque después nos llaman populistas a nosotros".

 

 

Fuente: MEDIOS 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar