La industria automotriz cayó un 19,8 por ciento en junio

 

La producción nacional de autos alcanzó en junio las 41.655 unidades, lo que significó una caída del 19,8 por ciento respecto al mismo mes de 2015, en tanto que las exportaciones se derrumbaron 47,1 por ciento debido a la crisis brasileña, informó la Asociación de Fabricas de Automotores (Adefa).

De esta forma ya suman seis meses consecutivos con tendencia negativa en lo que respecta a la producción nacional, aunque no se trató del peor mes en cuanto a cantidades (enero arrancó con 17.785 unidades), ni tampoco en términos porcentuales: se registró una baja del 29,5 por ciento en enero y del 22,6 por ciento en febrero.

En el acumulado de los primeros seis meses, el sector automotor produjo 224.038 vehículos, un 14 por ciento por debajo del volumen que se registró entre enero y junio de 2015, con 260.411 unidades.

En materia de comercio exterior, las automotrices exportaron 14.472 unidades el mes pasado, un 47,1 por ciento por debajo de los 27.339 vehículos que se exportaron en el mismo mes del 2015 y 20,5 por ciento menos respecto de las 18.199 que se exportaron en mayo.

De esta manera, el sector concluyó el primer semestre con un total de 88.633 unidades enviadas a distintos mercados, un 30,9 por ciento menos respecto del volumen que registró el sector en el mismo período de 2015.

El único segmento que terminó con signo positivo fue en junio el referido a las ventas a la red de concesionarias a la que destinó 63.192 vehículos, un 9,2 por ciento más respecto de las 57.867 unidades vendidas en junio de 2015 y un 4,7 por ciento por sobre las 60.360 unidades que se comercializaron en mayo anterior.

En el acumulado entre enero y junio, el sector comercializó a la red 346.204 vehículos, es decir, un 24,8 por ciento por sobre el volumen que se registró en el mismo período del 2015.

Tras darse a conocer las cifras del sector, el presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), Enrique Alemañy, consideró que el “nuevo Acuerdo Automotor con Brasil hasta 2020 brinda a la industria la previsibilidad necesaria para planificar el negocio y las inversiones en el mediano plazo”.

No obstante, respecto del comportamiento de estos primeros seis meses, Alemañy entendió que en el corto plazo, la situación del mercado del principal socio comercial continúa en el nivel más bajo de la última década impactando sobre la actividad industrial en Argentina”.

También al referirse al tratamiento del proyecto de Ley de Creación del Régimen de Desarrollo y Fortalecimiento del Autopartismo Argentino, actualmente en el Senado, dijo “una industria autopartista desarrollada y con alto nivel de tecnología, calidad y competitividad es la clave para el fortalecimiento de la inserción internacional de la industria automotriz nacional”.

Fuente: Página12

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar