El Senado aprobó el proyecto que prohíbe despidos por seis meses

 

La Cámara de Senadores aprobó el proyecto de ley que declara la emergencia ocupacional, tanto en el sector privado como en el estatal, para frenar por seis meses los despidos y las suspensiones.

La iniciativa obtuvo 48 votos a favor y 16 en contra, ya que fue apoyado por todas las bancadas de la oposición tras un debate que duró casi seis horas. Ahora, la iniciativa tendrá que ser aprobada sin modificaciones para que sea convertida en Ley. De lo contrario, debería regresar a la Cámara alta.

El Gobierno de Mauricio Macri rechaza el proyecto. Lo considera peligroso debido a que podría alentar una masiva ola de despidos, ya que antes de que se formalice la ley los empresarios podrían realizar estos despidos para luego no tener que sufrir las consecuencias y fomentaría el trabajo en negro, ya que los empleadores se verían mucho más presionados a la hora de contratar. Si esa persona no realiza su trabajo cómo corresponde, o no cumple las expectativas, no se podría echar.

El proyecto, que fue impulsado por el Frente para la Victoria con el apoyo del peronismo disidente y de la centroizquierda, prohíbe los despidos y las suspensiones por 180 días.

El texto antidespidos con dictamen en el Senado es más suave que el que impulsa la oposición en la Cámara baja. Los diputados también quieren prohibir despidos y fijar la doble indemnización, pero en vez de hacerlo por 180 días, proponen que sea hasta el 31 de diciembre de 2017. 

La iniciativa también le ofrece al empleado, al ser despedido, la posibilidad de ser reincorporado inmediatamente o de elegir que se le pague la doble indemnización.

Lo curioso por otro lado es que hace 2 años en la argentina, el diputado nacional del Frente Para la Victoria Héctor Recalde, rechazó la propuesta de quien era diputado en ese entonces, Sergio Massa de prohibir los despidos por 180 días y recordó que esa medida “nació cuando explotó la convertibilidad”. En propias palabras de Recalde: “Es una repetición de lo que hizo Duhalde después de la convertibilidad y que significó la licuación del poder adquisitivo. No hay ni un punto de comparación con la situación actual” decía el entonces diputado por aquellos años. Finalmente agrega Recalde a su opinión “Hay que tener cuidado porque estas cuestiones pueden obstaculizar la contratación de trabajo”

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar