Críticas por falta de controles y demoras en la comunicación del derrame de cianuro en la mina Veladero

 

"Fue una bomba que nos estalló en el pecho", destacaron los vecinos de la localidad sanjuanina de Jachal quienes ya sufrieron las consecuencias del derrame el año pasado y que reclamaban desde hace varios días la conformación de un comité de crisis para pensar acciones concretas pero no obtuvieron respuestas.

"La ley es muy clara. Nosotros tenemos que hacerla cumplir", dijo a Télam Bergman y señaló: "Hay que actuar y en eso estamos ocupados ni bien nos enteramos del incidente hemos tomado la decisión de acudir al lugar para obtener información, relevar incluso si se cumplieron los protocolos del caso en base a los informes que hizo la empresa, y poder actuar en consecuencia".

En el pedido de informes a Bergman, el diputado del PRO, el sanjuanino Eduardo Cáceres, destacó que “el tema central es la falta de información que hubo de parte del gobierno provincial, porque la empresa informa (sobre el derrame) el 8 de septiembre pero nos enteramos por un comunicado de la empresa el 14 de septiembre”.

Por su parte, el senador nacional por San Juan, Roberto Basualdo (Frente Producción y Trabajo), aseguró que la noticia del derrame "fue supuestamente conocida por el Ejecutivo el lunes 12, y recién ayer a la medianoche hubo una conferencia de prensa donde el gobernador Sergio Uñac ordenó suspender la actividad en el yacimiento, medida que se debería haber tomado antes”.

El diputado Sergio Massa, consideró hoy en San Juan que “Barrick es sinónimo de irresponsabilidad” al tiempo que respaldó al gobernador Sergio Uñac al asegurar que “creo que la decisión de suspender la actividad en Veladero y la obligación de la empresa de cuidar los puestos de trabajo ha sido una buena decisión”.

El gobernador Uñac, anticipó que la provincia volverá a "multar a Barrick Gold”, pidió "desdramatizar la situación", ratificó que para San Juan “la minería es política de Estado” y agregó que “paralizar una mina no es una cuestión de dos minutos. Son tres mil trabajadores en forma directa y otro tanto en forma indirecta que se ven afectados”.

“Los controles funcionan, pero tiene que ser un trabajo conjunto, donde las empresas tienen que tener responsabilidad”, dijo Uñac, para agregar que “a mí no se me acaba nunca la paciencia, pero sé que ellos deben cumplir, y yo voy a multar cuando tenga que multar, paralizar cuando tenga que paralizar.

En tanto, una de las integrantes de la asamblea ciudadana Jachal No Se Toca, Miriam Corzo, aseguró que en el departamento norteño sanjuanino "hay preocupación e incertidumbre, porque no sabemos qué va a pasar y si nuestra agua es segura o no".

La mujer indico que "somos gente común que trabajamos todos los días, que tenemos hijos que van a la escuela y que queremos vivir tranquilos, sin estos sobresaltos".

La organización ecologista Greenpace sentenció que "Veladero debe ser cerrada definitivamente" y pide además el efectivo cumplimiento de la Ley de Glaciares y la publicación del inventario que prevé la normativa.

Gonzalo Strano, coordinador de la campaña de glaciares de Greenpeace destacó que "nuevamente ganó la impunidad. Macri debería cerrar Veladero como se lo piden ciento de miles de personas desde el derrame del año pasado. Este nuevo derrame vuelve a confirmar que no se puede confiar en este tipo de empresas, que con la complicidad de los gobiernos de turno, nos mienten y nos contaminan".

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar