Acusan a Scioli de usar fondos públicos para la campaña

 

El fiscal platense Alvaro Garganta investiga un presunto intento de destrucción de pruebas que podrían involucrar al ex gobernador bonaerense Daniel Scioli en gastos, que constituirían algún tipo de delito en el manejo de los fondos públicos.

Así lo reveló esta noche una investigación del programa televisivo La Cornisa, de America TV, a partir de un presunto intento de borrado de pruebas de expedientes del Tribunal de Cuentas de la provincia en los que se revisaban cuatro viajes realizados por Scioli en avión para actos personales o de campaña pero no de gobierno.

La documentación sobre esos viajes -alquiler de aviones a dos compañías que costaron unos $ 350 mil a las arcas públicas provinciales- desapareció o fue adulterada en la computadora de una abogada del Tribunal de Cuentas pero habría sido recuperada luego de un allanamiento realizado la semana pasada a pedido de Garganta y con una orden del juez Guillermo Atencio.

“Una abogada del Tribunal de Cuentas que hizo el primer análisis de los libros contables de la gestión Scioli dijo que alguien de la Vocalía Central -que estudia las cuentas de los ministerios, de Gobernación y de Jefatura de Gabinete- se le metió en la computadora, le corrió carpetas, miró sus escritos y sus informes”, explicó a La Cornisa el fiscal Garganta en referencia a la abogada Melania Casas.

Dos de los viajes fueron a las provincias de Córdoba y La Pampa para presuntamente sustentar la candidatura presidencial el año pasado ya que el gobernador no tuvo allí actividades oficiales en esos días.

Scioli estuvo en la capital cordobesa el 24 de junio del año pasado en lo que fue su presentación pública con su flamante compañero de fórmula, el entonces secretario de Legal y Técnico de la Presidencia Carlos Zannini.

Al día siguiente se autorizó el alquiler de la misma compañía aérea -Servicios y Emprendimientos Aeronáuticos S.A.- para el traslado del entonces gobernador a un acto en la provincia de La Pampa, donde de nuevo estaría con Zannini pero en el que también aparecería junto a ellos por primera vez la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Ambos viajes costaron un total de 213 mil pesos y, según la diputada porteño Paula Oliveto, de la Coalición Cívica, de haber viajado en un vuelo de línea el gobernador y sus asistentes, la provincia se habría ahorrado el 80% de ese gasto.

La misma cuenta hizo Oliveto para objetar los otros dos viajes que se revisaban en el Tribunal de Cuentas y que costaron $ 110 mil. Uno fue el 23 de noviembre de 2014 desde San Fernando a Tandil, donde se habría alojado en un lujoso hotel de campo y sin actividad oficial alguna. Lo mismo habría ocurrido el 5 de enero de 2015.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar