Un ex cardenal estadounidense protegió al pederasta Carlos Buela y al Instituto del Verbo Encarnado de San Rafael

 

Theodor McCarrick -ex cardenal norteamericano destituido por el Papa Francisco- financió las actividades del IVE. Un periodista de Religion Digital, recopila la información brindada por The Washington Post sobre la iglesia católica en San Rafael y sus vínculos con el excardenal norteamericano.


Tal y como revela el The Washington Post y difundido ayer por el periodista Jesús Bastante de Religión Digital, el ya excardenal norteamericanoTheodor McCarrick -pederasta, encubridor y también, promotor de curas abusadores, que fue destituido por el Papa Francisco en 2018-, donó un millón de dólares al Instituto del Verbo Encarnado de San Rafael. La organización fue fundada y dirigida por el pederasta Carlos Miguel Buela –sancionado también por el Vaticano-, y el mencionado monto fue admitido por la archidiócesis de Washington.

Documentos revelados por el rotativo norteamericano demuestran que McCarrick envió docenas de cheques, por importes de hasta 50.000 dólares, a Buela entre 2004 y 2017, desde una cuenta destinada en principio a temas caritativos. Una práctica habitual en el 'caso McCarrick', que ya desvió 600.000 dólares del 'Fondo Especial del Arzobispo' a clérigos de alto rango, incluyendo asesores papales y a dos Pontífices: Juan Pablo II y Benedicto XVI. Un dinero que servía para frenar las denuncias de abusos sexuales contra McCarrick y Buela.

Desde su fundación, el Instituto del Verbo Encarnado (IVE) se convirtió en un grupúsculo de ideales radicales de derecha, hasta el punto de que algunas informaciones asocian a la organización fundada por Buela con la dictadura militar de Videla.

Theodore McCarrick, pasó por San Rafael en años anteriores a las acusaciones de abusos, donde participó de la ordenación de sacerdotes en el IVE.

La organización de Verbo Encarnado fue fundada y dirigida por el cura abusador Carlos Miguel Buela.

 

McCarrick, de 88 años, había sido separado de su cargo oficialmente en febrero de 2019 después de que se encontró evidencia "creíble" de que había abusado sexualmente de un adolescente en los setenta, cuando era sacerdote en Nueva York.

Pero luego se sumó otra acusación, esta vez de un hombre que aseguró que el religioso, apodado el "tío Teddy", abusó sexualmente de él desde los 11 años y por dos décadas.

A lo largo de dos décadas salieron a la luz tres denuncias similares contra el ahora ex arzobispo estadounidense, pero dos de ellas fueron resueltas de manera extrajudicial. McCarrick presentó su renuncia y menos de 24 horas después fue aceptada por el papa Francisco, que lo suspendió "del ejercicio de cualquier ejercicio el ministerio público" hasta que se lleve a cabo un juicio canónico.

El Cardenal Theodore Edgar McCarrick (Foto: REUTERS/Alessandro Bianchi)

 

Una Iglesia "invadida por marxistas"

Carlos Miguel Buela también creía que la Iglesia católica estaba "siendo invadida por marxistas", entre quienes señalaba al actual Papa Francisco, Jorge Mario Bergoglio, quien durante su acción en Argentina se negó a ordenar sacerdotes del Verbo Encarnado, por los señalamientos contra su fundador.

 

Fundamental en la expansión en EEUU

De acuerdo con el diario Página 12, a finales de la década de 1990, clérigos de alto rango en Argentina, incluido el Papa Francisco -entonces arzobispo de Buenos Aires- pidieron a Juan Pablo II que cerrara los seminarios del Verbo Encarnado, cuando la congregación ya se expandía en Estados Unidos, con seguidores de habla hispana.

Exmiembros de estos grupos reconocieron que el excardenal Theodor McCarrick fue instrumental en esa expansión.

En 2005, el ex cardenal asignó a la agrupación una propiedad en Maryland, para que fundara un seminario. McCarrick se retiró al año siguiente, pero continuó recaudando dinero para esa causa; documentos revelan generosas contribuciones, con más de 200.000 dólares de 2006 a 2009, un momento en que Buela enfrentaba la creciente presión por irregularidades sexuales.

 

 

Buela, y sus comportamientos impropios 

En diciembre de 2016 el Obispado de San Rafael, informó que el Vaticano ha encontrado culpable a Carlos Miguel Buela, fundador del Instituto del Verbo Encarnado (IVE), de "comportamientos impropios con mayores de edad". En el mensaje, leído en su momento por el vocero José Antonio Álvarez, la diócesis argentina señaló que surgieron denuncias contra Buela "sobre acciones en materia sexual que afectaron a religiosos y a seminaristas del Instituto".

"La Congregación competente de la Santa Sede, habiendo garantizado el ejercicio del legítimo derecho de defensa del afectado, determinó, conforme a procedimientos canónicos vigentes, la veracidad de las denuncias y la imputabilidad al Padre Buela de comportamientos impropios con mayores de edad", indicó aquella vez. 

El Obispado había precisado, sin embargo, que "es correcto decir que no se han constatado casos de abusos de menores atribuibles a él". El Vaticano estableció además que a Buela "le está prohibido del modo más absoluto tener comunicación con los miembros del IVE". "Tampoco puede hacer declaraciones ni aparecer en público, ni participar en ninguna actividad o encuentro, sea personalmente, o sea por cualquier otro medio de comunicación".

 

Fuente: MEDIOS // Foto portada: Archivo Clarín 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar