Tanto Freidemberg como Vergani coincidieron que la atención médica es una cuestión ética

 

Mucho se ha hablado de la situación que pasó el músico argentino en Bolivia tras sufrir un accidente de tránsito y luego, para ser atendido, se le pidió una elevada suma de dinero si no, no iba a recibir asistencia médica.

Esto desató polémica y debate en la sociedad, opinando desde quienes tienen injerencia en la salud pública y quienes simplemente son ciudadanos, lo que les da derecho también a pensar.

Si bien la situación no es la misma en toda la Argentina, debido al extenso territorio y a la cercanía de algunas provincias con países vecinos, el malestar por el trato poco humano que recibió Daniel Vilca se vio multiplicado en cada rincón del país.

En Mendoza, la complejidad que trae consigo atender extranjeros es sumamente diferente a la que tiene Jujuy. Así lo afirma el doctor Luis Vergani, director del nosocomio público local. Según expresó el encargado de administrar el Schestakow, es mínimo el porcentaje de extranjeros que se atienden en San Rafael, no llegando a superar el 5% de las atenciones en general que realiza el hospital.

Por otro lado, Vergani destacó que el Schestakow cuenta con el presupuesto necesario para atender a todo ser humano que se acerque por alguna urgencia, emergencia o enfermedad.

Ese porcentaje mínimo, no deja de representar un gasto para la salud pública pero según coincidieron tanto Vergani como Freidemberg, es ético y humano atender a cualquier persona que requiera atención médica, así lo establece una cuestión filosófica de la medicina argentina, estando por sobre encima de los gastos que se pueda requerir.

“Lo humano en salud es atender a todos, el resto es una cuestión económica no menos importante, pero por debajo de los principios básicos por los cuales somos médicos”, afirmó Abel Freidemberg.

“Tenemos todos los recursos”, dice Vergani, quien ayer jueves estuvo de reunión con gente del área de salud provincial, quienes vinieron puntalmente a conocer que falta y que necesita el nosocomio.

Los casos en San Rafael, si bien son pocos, han sido relevantes algunas veces en materia de atención a extranjeros. Vergani recordó un paciente de Bolivia que llegó al hospital con una fractura en la cervical, atención que tuvo un costo superior a los $200 mil pesos.

Otra de las situaciones que se da cuando un extranjero piensa en la Argentina como lugar para recibir cuidado médico, es el dar a luz. El director del Schestakow explicó que “los nacidos acá tienen los mismos beneficios que cualquier persona argentina, ya sea vacunas, controles o planes de asistencia social”.

Por otro lado, Freidemberg recordó situaciones que se dan por trabajadores extranjeros que están realizando sus labores en San Rafael o por las cercanías del centro y que necesitan asistencia médica. “ellos pagan sus impuestos, es nada ético no atenderlos por ser de otro país, lo que deberíamos exigir es reciprocidad en el resto de las naciones vecinas”.

Si bien el panorama no es el mismo para el norte que para el centro o sur del país, queda claro que la gran mayoría de los actores principales de la salud, coinciden en que la asistencia médica no se le debe negar a nadie. Lo que debería entonces comenzar a preguntarse es porque no hay reciprocidad o si es posible que exista a través de convenios políticos practicados por el ejecutivo nacional, para que no vuelva a suceder lo que pasó con el músico argentino en Bolivia.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar