Sólo 20% de los donantes de sangre son voluntarios

 

En Mendoza sólo 20% de los donantes de sangre son voluntarios, el resto son de reposición, es decir familiares o amigos de alguien que está internado o necesita una transfusión. Pedro Ruiz, director del Centro Regional de Hemoterapia, aseguró que es necesario cambiar la ecuación y está convencido que la única forma de lograrlo es derribando los mitos que rodean a la donación.

 

Como todos los 14 de junio, este viernes se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, en conmemoración al nacimiento del patólogo y biólogo austríaco, Karl Landsteiner, quien descubrió y tipificó los grupos sanguíneos. En Mendoza se realizan diversas actividades, con el objetivo de concientizar a la población sobre la importancia de donar este líquido vital, que transporta los nutrientes y el oxígeno a cada rincón de nuestro cuerpo.

 

 

El Centro Regional de Hemoterapia recibe anualmente 18 mil donaciones, de las cuales sólo 4.700 son voluntarias. Ruiz aseguró que si bien cubren las necesidades de todos los centros sanitarios públicos, es necesario aumentar la cantidad de los donantes espontáneos, porque estas personas están más informadas y tienen claridad respecto de los requisitos para concretar la donación.

El profesional explicó que entre los donantes de reposición (familiares y amigos del enfermo) existe un alto porcentaje de unidades reactivas, es decir, que no se pueden utilizar porque detectan en los análisis algunas patologías como Chagas, Brucelosis, Hepatitis C o B, VIH, en cuyo caso se lo comunican a la persona y la derivan a un centro sanitario para su atención.

 

Ruiz explicó las razones por las que es necesario derribar mitos, que permitan cambiar el porcentaje entre donantes voluntarios y de reposición. Dijo que la principal es que en el primer caso la persona está más informada, responde sin problemas a las preguntas que le hacen porque sabe que son importantes para que quien necesita la transfusión. En cambio, los segundos, pueden tener algunos temores, uno de los principales es que si tiene algún impedimento para donar no se atenderá a su familia  (un miedo sin fundamento real), por lo que en algunos casos omiten información importante, además de sufrir el nerviosismo propio de alguien que tienen a un ser querido enfermo.

 

Sólo mitos

Con el objetivo central de lograr que más mendocinos se acerquen a donar sangre en forma espontánea, es que el médico derribó algunos mitos. Aquí, su explicación de por qué no son ciertos.

Una responsabilidad social, no un derecho: El médico explicó que los ciudadanos tenemos derecho a ser transfundidos, pero no a donar, lo que consideró una obligación, una responsabilidad social que permite ayudar a otro. Dijo que no todos pueden donar, porque es necesario reunir ciertos requisitos indispensables.

Por qué el tope de edad: Los mayores de 65 sólo pueden donar sangre con el visto bueno de su médico de cabecera. Ruiz explicó que esto se debe no sólo a que la calidad de sangre no es la misma, sino principalmente a los efectos que podría causar en el donante.

Nada de ayuno: para donar sangre no sólo no se debe estar en ayunas, sino que es contraproducente. Incluso antes se pedía que no consumieran grasa, pero eso cambió gracias a los nuevos métodos que se utilizan. El médico explicó que pueden desayunar en forma abundante, por ejemplo café con tostadas con manteca, dulce de leche o cereales y hasta almorzar, porque por ejemplo el Centro de referencia está abierto hasta las 15. El único requisito cierto es tomar mucho líquido.

Ni bueno ni malo. El médico dijo que son tan infundados los miedos de las personas respecto a lo que puede producir la donación (que engorda, que adelgaza, que me puedo sentir mal), como las versione que aseguran que hace bien al organismo. Dijo que científicamente esto no está comprobado, salvo que se podría entender que como la médula es un músculo, la donación hace que trabaja más y se ejercita. La recomendación tanto para varones como para mujeres, es que pueden donar sangre dos veces por año.

Una verdad a medias. Ruiz explicó que algunas personas que sufrieron o sufren ciertas enfermedades no pueden donar, pero que en otros casos no hay problema. Por ejemplo, no pueden hacerlo quienes tienen VIH, Hepatitis C O B (los que tuvieron A pueden donar), Chagas, problemas cardiovasculares severos, bronquitis crónico, alcoholismo crónico, quien utiliza drogas en forma endovenosa o los diabéticos, pero sólo los que son insulino-dependientes, ya que los que reciben medicación oral pueden donar. En algunos casos lo que se hace es diferir la donación, por ejemplo alguien que recibió una vacuna no puede donar por x cantidad de tiempo, pero después de ese período no tendrá porblema. Dijo que lo importante es analizar cada caso. 

Piercing y tatuajes: sólo pueden donar después de un año, esto se debe a que no existe certeza de si el método utilizado para realizar el tatuaje o piercing fue seguro. Cuando una persona dona sangre y se hacen los expamenes pertinentes, existe un período llamado “ventana”, en el que los análisis no detectan algunas infecciones.

Preguntas incómodas. El profesional explicó que la entrevista que se realizan al donante es central. Dijo que si bien todas las preguntas son de índole personal, recalcó que son importantes para saber si -por ejemplo- tienen o tuvieron conductas sexuales riesgosas o si consuman drogas legales o ilegales.

Ni se vende ni se compra. Ruiz recalcó que por ley está prohibida en Argentina la venta o compra de sangre. Sólo se reciben donaciones de reposición (familiares del enfermo) o voluntarias. Explicó que esto se replica en el mundo y que el único país donde se paga a una persona por su sangre es en Estados Unidos, lo cual generó y genera controversias.

¿Qué hacen con la sangre?: El profesional explicó que la sangre se fracciona en distintos componentes: plasma, glóbulos rojos, plaquetas y crioprecipitados y cada uno se utiliza para situaciones distintas, como una cirugía o para asistir a una persona anémica.  El 80% del plasma se envía a la Planta de Hemoderivados ubicada en Córdoba (es del Estado nacional), que produce albúmina, gamaglobulina y factores de coagulación.

Factores poco frecuentes. El médico explicó que un porcentaje pequeño de la población tiene factores negativos, y que para estos casos cuentan con reservas. Explicó que si por ejemplo un varón es O negativo, puede recibir sangre O +, sin problemas. En los únicos casos en que se respeta el tipo y factor es cuando necesita sangre una mujer en edad fértil.

 

* En el sitio web del Centro Regional de Hemoterapia, están consignadas las respuestas a muchas dudas de los potenciales donantes. También están detallados los lugres y horarios de donación.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar