Silvió Dumé explica la Ley de Reparación Histórica y su aplicación en San Rafael

 

El Senado de la Nación aprobó la Ley de Reparación Histórica. Los tres poderes del Estado son responsables de la enorme litigiosidad y deuda que existe con los jubilados. Porque ni los Gobiernos anteriores ni el Congreso otorgaron a todos los jubilados los diversos reajustes ordenados por la Corte Suprema. Y tampoco la Corte extendió su propio fallo a todos los jubilados, como reclamó ya en 2008 el Defensor del Pueblo. Eso obligó a que cada jubilado tuviera que iniciar un juicio individual que, con apelaciones mediante, alargaba el reclamo 8, 10 o más años, para luego no saber cuándo el Estado pagaría las sentencias firmes o incluso liquidándolas mal, obligando a iniciar nuevos juicios.

Esta ley crea un sistema de acuerdos transaccionales entre el jubilado y/o pensionado y la ANSES con el fin de ingresar en un plan voluntario que permitirá el reajuste del haber jubilatorio conforme parámetros que mejoran la forma de cálculo del haber inicial y los aumentos posteriores. 

Para entender un poco más sobre esta ley y su aplicación, conversamos con Silvio Dumé, quien es el nuevo gerente de la UDAI San Rafael desde hace algunos meses.

“Cuando uno inicia el trámite de jubilación, se acerca a la ANSeS. Se tiene en cuenta el pasado y con diferentes cómputos y cálculos, se determina el ingreso. Posterior a eso, también hay que ver la movilidad de ese ingreso. En el 2006 por ley, se dispuso que en marzo y septiembre, exista la movilidad de jubilaciones, lo cual fue una cosa positiva del kirchnerismo. Antes de esa ley, la movilidad estaba atada con “alambres”. Lo que se ha hecho ahora es rectificar esto. Porque antes el jubilado una vez jubilado, iba a juicio, ya que se le determinaba mal el ingreso de base. Para decidir cuánto vas a cobrar, se toma en cuenta los últimos 10 años, se hace un promedio, pero si en medio de eso, hubo mucha inflación por ejemplo, se termina licuando el ingreso, por lo tanto no cobras en relación con el poder adquisitivo que tenías antes”.

“Con esta ley se pretende resarcir la deuda histórica que tiene el gobierno con los jubilados, no queremos más juicios. El presidente Macri corrigió los coeficientes por los cuales se calcula el haber inicial, por lo tanto ya de principio los haberes van a comenzar a definirse como corresponde.

La Ley dispone como voy a arreglar esos juicios que ya existen. Y de los juicios existentes podemos clasificarlos en dos. Un universo de los juicios son aquellos que tienen sentencia firme; la política de ANSeS fue apelar los juicios eternamente y así atrasar el trámite, “patear la pelota para adelante”. Un juicio tenía sentencia en primera instancia y se apelaba hasta llegar a la última instancia, la Corte Suprema de Justicia. Esto es un trámite muy lento e injusto, no se puede jugar con el tiempo de un jubilado. Es cierto que existe mucha gente que llegó a esa instancia y empezaron a cobrar lo que les correspondía, por ejemplo, la mamá de Cristina Fernández hizo el juicio y lo cobró.

Por otro lado, el segundo universo, son aquellos que están con juicio pero sin sentencia. Su juicio está caminando. A estos ANSeS les va a reconocer cuatro años de retroactividad y dependerá de cada jubilado ingresar o no en el acuerdo. Luego están aquellos que no han iniciado juicio, los cuales no se les reconoce retroactividad a la hora del acuerdo pero comenzarán a cobrar lo que les corresponde a partir del momento en que se realice todo el trámite” explicó el nuevo gerente de ANSeS.

Quienes tengan sentencia a favor tendrán una mejora en sus haberes del 50 por ciento; los que tengan juicio sin sentencia será del 40 por ciento y aquellos que no tengan juicio de por medio, del 35 por ciento.

El pago a los jubilados con sentencia firme se realizará de la siguiente forma: se pagará el 50% de lo que dispone el acuerdo en un solo pago, y luego el 50% en cuotas trimestrales. 

“Durante julio y agosto ANSeS va a tomarse el tiempo de reglamentar la ley y ver como operativamente se va a implementar. Todo esto se hará en forma digital. A aquellos jubilados que no tengan abogados, ANSeS se hará cargo de los honorarios de un abogado, ya que toda persona tiene derecho a defenderse” expresó Dumé.

En San Rafael actualmente hay alrededor de 1200 juicios sin sentencia y 250 con sentencia firme.

Los pagos se realizarán con las ganancias del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del ANSES, que está compuesto por un monto de alrededor de 800 mil millones de pesos.

Se pagará la deuda histórica que el Estado mantiene con 2,4 millones de jubilados, un tercio del total, por la falta de actualización de haberes. La deuda alcanza los 50 mil millones de pesos. Y el flujo anual de la deuda se calcula en 75 mil millones de pesos.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar