Robo de agua en la cuenta del río Atuel: Irrigación desplaza del cargo a un ingeniero e investiga el caso

 

Los propios regantes sobrevolaron la zona donde se habían realizado los desvíos de agua e hicieron inspecciones en tierra. El Superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli, nombró a un interventor en la cuenta del Atuel e inspecciones en la zona donde hubo presuntos desvíos ilegales.  


Luego de la denuncia por robo de agua en la cuenca del río Atuel, entre Malargüe y El Sosneado -que fueron llevadas adelante por un grupo de regantes-, desde el Departamento General de Irrigación -a cargo de Sergio Marinelli- se emitió una resolución para iniciar una investigación. 

"Yo me tengo que guiar por información concreta y veraz, más allá de enterarme el fin de semana pasado de la situación, en lo concreto recién el martes me llegaron los primeros informes y firmé una resolución (Nro. 180/20) mediante la cual ordeno una investigación en toda la cuenca del Atuel, y en particular en las Inspecciones de Cauce de La Junta, Coihueco  y Sosneado, a cargo de la Jefatura de rio Malargüe", afirmó el Superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli, en referencia a la denuncia por presunto robo de agua. 

Marinelli además desplazó del cargo al ingeniero de Irrigación que estaba a cargo de las Inspecciones de Cauce de La Junta, Coihueco  y Sosneado, y designó a otro profesional del organismo -el ingeniero Ricardo Luque-, con un rol de interventor. A la vez, dispuso una urgente auditoría contable. 

"Los Inspectores de Cauce no son empleados de Irrigación, son elegidos por los regantes cada 4 años para representarlos dentro del sistema hídrico. En este caso, algunos de ellos, entre los que está Javier López (del Canal Rama Norte Unificada), apuntaron a tomas de agua del río Atuel, antes de ingresar al embalse de El Nihuil, entre La Junta en Malargüe y el El Sosneado en San Rafael", explicaron en un comunicado. Por otro lado, la Justicia está actuando de oficio y el pasado viernes, citó a declarar a López en Malargüe. 

El Superintendente General de Irrigación, Sergio Marinelli.

 

"Nuestra investigación está a cargo del ingeniero Luque, Jefe de distribución del Tunuyán Inferior. Es una persona que yo ya había jerarquizado porque es quien está implementando metodologías de riego mucho más eficientes. Lo ha hecho en su cuenca y lo estamos intentando hacer en el resto. Él será una especie de interventor en la cuenca del Atuel. Además de la parte legal y todo lo que son las auditorias técnicas que se van a hacer en conjunto con el Tribunal Administrativo", explicó Marinelli.

Y aclaró: "También es importante decir que las dos tomas de agua en cuestión no son clandestinas porque responden a superficies empadronadas, Tienen derecho de riego puesteros y Gendarmería Nacional. Lo que tenemos que terminar de investigar es el uso del agua y la cantidad. Si es por cuestiones topográficas, por costumbre o por qué... la utilizan mal. Fuí al lugar y hay un riego a manto realmente excesivo, lo cual es malo. Pero es peor si le estamos dando más agua de la que le corresponde. Es lo que vamos a determinar".

 

Cuando se desató el escándalo por la tomas ilegales

La investigación que realizaron los propios regantes que incluyó sobrevolar la zona y después inspecciones en tierra, contó con la asistencia de Federación Agraria Argentina y fue certificada paso a paso por un escribano público. El robo de agua se detectó en La Junta donde había una toma directa del río realizada con máquinas y sin algún punto de medición. El canal tenía una boca de unos 3 metros de ancho y 1,70 de profundidad.

“Por lo que vimos se puede pensar que han estado tomando agua las 24 horas del día los 365 días del año sin control alguno. Era una toma directa del río”, comentó Javier López inspector del canal Rama norte Unificada al diario Los Andes .

Toma ilegal de agua. 

 

También detectaron en Coihueco y El Sosneado canales alternativos paralelos a las estaciones de telemetría de Irrigación. El bypass estaba al lado de la compuerta y permitía que ingresara agua extra sin restricción alguna ni medición y luego se incorporara al cauce (legal) unos metros más adelante.

En la noche del martes pasado se realizó una reunión en el predio ferial de General Alvear de la que participaron unos 500 regantes de la cuenca del río Atuel, tanto de Alvear como San Rafael.

“Nosotros regamos cada 16 o 17 días porque hay escases de gua y acá se estaban llevando el agua sin control, esto es imposible de tolerar”, dijo uno de los asistentes.

 

Por Redacción Ojos de Café 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar