Proyecto El Azufre: así será el nuevo resort de esquí en Malargüe, como nunca antes lo viste

 

14.000 hectáreas totales de terreno; 1.500 hectáreas de zona de pistas pisadas; 6 sillas cuádruples desembragables; 8 medios de elevación de arrastre; una telecabina; Bowls de nivel mundial servidos por medios de elevación; más de 1.000 metros de desnivel esquiable; temporada invernal de Junio a Octubre. Estos son alguno de las impactantes cifras que propone el futuro centro de esquí El Azufre, en Malargüe. 


Año 2007. Las consecuencias del cambio climántico se hacen sentir en el Sur de la provincia de Mendoza. José Beccar Varela, guía de freeride, tiene la enorme responsabilidad de conseguir un interminable manto de blanco impoluto para sus exigentes (y célebres) clientes. Técnicos, equipamiento, riders, cámaras, y hasta un helicóptero están listos. Falta la nieve, y hay que salir a buscarla. Esta vez el helicóptero deberá dejar su rol de expectador privilegiado de las líneas más increíbles que se puedan trazar sobre la nieve, y asumir el de explorador. Con José en la cabina, y hasta donde la autonomía lo permita. "Al Sur y al Oeste", indica José. Y de pronto descubre que el paraíso, "su paraiso" personal, existe.

Cumplidas las tareas, felices los clientes, Beccar Varela no puede dejar de pensar en el enorme potencial del lugar. Se lo cuenta, se lo enseña a sus amigos Alejandro Spinello y Daniel Nofal, que comparten su pasión por el esquí y las maravillas de esa, la porción más occidental de la provincia de Mendoza. Así nace El Azufre.

Toda esa lengua de terreno mendocino que se adentra en territorio chileno, poco más, poco menos, constituyen las 14.000 hectáreas que El Azufre S.A. tiene en estudio desde hace más de 10 años, con presencia permanente en el lugar desde hace 3.

Visitas al lugar primero, derechos de ocupación luego y trámites de adquisición después, fueron el camino lógico que estos emprendedores siguieron para ya sí, poner manos a la obra con años de estudios de diversa índole que debieron realizar para evaluar la viabilidad de su proyecto. En efecto, expertos en nivología, avalanchas, climatólogía, vulcanología, sismología entre otros determinaron que el proyecto era posible.

A 10 km de El Azufre, Mayo 2.020 (Foto: Gentileza)

 

Las bondades nivológicas del lugar se percibieron desde el principio. Los estudios posteriores lo confirmaron: en la base del emprendimiento la profundidad media de la nieve durante todo el invierno es de unos 2 mentros. Base ubicada a poco más de 2.400 msnm. Tal vez uno de los aspectos más importantes que garantizan la cantidad de nieve indicada para las activididades que se plantea realizar, son sus bajas temperaturas: es común alcanzar registros de -30°C por las noches, -10 es lo habitual.  

Así el proyecto se encaró de la mano de Mountain Works, lider mundial en planificación y desarrollo de resorts de montaña, con más de 40 años de experiencia asesorando a empresas de la talla de Aspen o Vail Resorts.

Master Plan 

 

Proyecto autosustentable

Uno de los principales enfoques que se le quiere dar a El Azufre, es el de la autosustentabilidad: la idea es generar la totalidad de la energía necesaria a través de recursos renovables, en el lugar. Se utilizará el sistema de tornillos para generación de energía hidroeléctrica, y está en estudio la mejor forma de utilizar también geotérmica, aprovechando las surgentes de aguas termales que hay en la zona, por la cercanía del volcán Peteroa.

Especial preponderancia tendrá el aprovechamiento de la energía solar, por lo que se plantea el desafío adicional de integrar el paisaje con la inmensa cantidad de paneles necesarios, de la forma menos invasiva posible. Es seguro que las plazas de estacionamiento sean cubiertas, precisamente por paneles de este tipo. Del requerimiento final de energía y la cantidad de paneles que se desee utlizar se verá la necesidad de ampliar su instalación a otras áreas también.

Pero el desafío ecológico mayor se da por la altura a la que se ha colocado la vara del cuidado del ambiente: el proyecto prevee mitigar en su totalidad la huella de carbono que genere la existencia y operación de El Azufre, mediante la implantación de arbolado. Acá los números asustan: preveen plantar 1.000.000 (sí, un millón) de arboles en el entorno. Se han hecho pruebas con diversas variedades, obteniendo muy buenos resultados con algunas clases de álamos como los aspens, pinos ponderosa y cipreses cordilleranos.

 

Aspen Pino Ponderosa Cipres Cordillerano

Con muy poca canalización está garantizado el riego, ya que numerosos arroyos y vegas cubren el lugar.

 

Conseguir tal cantidad de plantines implicará desarrollar toda una industria de viveros forestales en la cercana Malargüe, con capacitaciones dadas por profesionales en la materia a la mano de obra que se emplee en la zona.  La fisonomía del paisaje, buena parte con suaves ondulaciones, posibilitará que el movimiento de suelos para la construcción de las pistas de esquí sea mínimo.

Además, se han hecho pruebas para la elaboración de concreto con arenas volcánicas del lugar, con el fin de utilizar parte de lo que necesariamente deba modificarse por desplazamiento de tierras para emplazar infraestructura.

Ilustración de lo que será la Punilla Main Village

 

Los accesos

Por tierra:

Desde la ciudad de Malargüe por Ruta Nacional 40 hasta la intersección con Ruta Nacional 145 (Paso Peuenche). Este sector 90 km, actualmente asfaltado, hasta la intersección con ruta provincial 226, paso Vergara. Por RP226, 87 km de ripio consolidado. El camino es muy amigable, sin cornisas. 

Está proyectado por la Dirección Nacional de Vialidad el asfaltado de la totalidad de esta ruta internacional Paso Vergara. A escasos 70 km cruzando la cordillera se encuentra la ciudad chilena de Curicó. El gobierno trasandino planea también asfaltar en su totalidad su sector de la ruta, a fin de favorecer la integración regional, económica y turística.

Por aire:

Vuelos hasta la ciudad de Malargüe.

Se preve también la construcción en el paraje Valle Noble (a 25 km del Azufre) de una terminal aérea con pista que posibilite la operación de aeronaves comerciales de mediana a gran capacidad.

Las ciudades de Mendoza y Santiago de Chile se encuentran a aproximadamente 450 km de El Azufre. Ambas poseen aeropuertos con gran cantidad de vuelos diarios desde y hacia diferentes destinos.

 

Valle Noble, Mayo 2020 (Foto: Gentileza)

 

El Master Plan

El proyecto prevee cuatro zonificaciones con carácterísticas propias. El total de camas de alojamiento previstas es de aproximadamente 3.000.

Zona 1: Punilla

Es donde se emplazará el centro de esquí propiamente dicho, y la base del mismo. Se prevee la construcción de hoteles, condominios de departamentos, paradores, calle comercial, supermercado, oficinas de venta de tickets, estacionamiento, auditorio, etc.

Un punto tal vez único entre los resorts de esquí de Sudamérica, tal vez de todo el Hemisferio Sur: El Azufre contará con un Centro Médico de Alta Complejidad que aspira a ser de referencia para toda la zona del departamento de Malargüe.

Además, dependiendo del bolsillo y las ganas del cliente, las posibilidades de alojamiento no se terminan en departamentos y hoteles: por el precio correcto se podrá ser poseedor de un espacioso terreno con su "Rancho", o una más pequeña pero no menos exclusiva "Villa".

Quienes sean propietarios en El Azufre, podrán, como se estila en complejos de este tipo y envergadura encomendar a la empresa administradora el mantenimiento y explitación de sus propiedades mientras no las utilicen.

Zona 2: Peteroa Hot Springs

Pensada para el descanso y relajación, esta zona contará con cabañas, spa y la posibilidad de tomar baños termales y realizar caminatas, con raqueta, escalada, cabalgatas, paseos en moto de nieve y otras actividades "soft", además de freeride.

Zona 3: Cordón del Cura

Al pie de paredes imponentes que prometen ser Bowls entre los más valorados del universo de los resorts de esquí, habrá fraccionamiento de terrenos pensados para explotaciones diversas, propias o de terceros. Una telecabina dará acceso a la cima para retornar a pistas o al "pueblo".

Zona 4: River Valley

El proyecto prevee la construcción de un "Lodge", pensado fundamentalmente para las actividades de verano: Pesca, cabalgatas, senderismo, pero también snowkite y caminatas con raquetas en invierno.

Se considera que todas las propiedades de las cuatro zonas estarán preparadas para la modalidad skí in/out.

Otra particularidad digna de destacarse, es que se le dará una impronta netamente mendocina a la gastronomía del lugar. A decir de uno de los propietarios, "Si vas a comer comida rápida, será un típico lomito mendocino".

Ilustración Sector de El Cura con telecabina

 

El esquí y el snowboard

El terreno total consta de una superficie aproximada de 14.000 hectáreas. Buena parte de ella es sumamente apta, por la diversidad de superficies y la cantidad de nieve, para la práctica de estos deportes en sus diferentes variables.

En la zona de Punilla se prevee la construcción o instalación de:

- Área esquiable de 1.500 hectáreas (en comparación, Cerro Catedral reporta en su página web 1.200 ha esquiables).

- Seis aerosillas cuádruples o séxtuples del tipo desembragable, nuevas.

- Ocho medios de arrastre (pricipalmente como enlace entre sectores), nuevos.

- Una telecabina (retorno zona Quebrada del Cura), nueva.

- Más de cuarenta pistas de diferentes niveles y dificultades.

Como puede verse en las diferentes gráficas del Master plan, los diversos sectores están pensados para ser utilizados también a través de medios de acceso alternativos como katskí, motos de nieve y helicópteros. Consideran que la temporada se desarrollará con normalidad entre Junio y Octubre.

El futuro inmediato

Ya culminada la totalidad de los estudios preliminares y reunidos los capitales necesarios para encarar el proyecto, se está a la espera de los permisos definitivos para comenzar con las obras de urbanización, servicios básicos como agua, cloacas y generación y distribución de energía eléctrica, asfaltado interno, telecomunicaciones.  Así, se prevee comenzar con la práctica de katskí durante la temporada 2021.

La empresa proveedora de los medios de elevación, Poma, ha fijado un plazo de entrega de 18 meses luego de recibida la órden de compra. Los impulsores del proyecto confían en poder contar con los mismos instalados para la temporada 2.022.

 

Galería de imágenes y videos:

 

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
 
.
.

El Azufre, en números 

Serán 14.000 hectáreas totales de terreno. 1.500 hectáreas de zona de pistas pisadas (más de 40). 6 sillas cuádruples desembragables. 8 medios de elevación de arrastre. Una telecabina. Bowls de nivel mundial servidos por medios de elevación. Más de 1.000 metros de desnivel esquiable. Temporada invernal de Junio a Octubre. Energía no contaminante generada en su totalidad en el lugar. Un millón de árboles a plantar. Estas son las impactantes cifras que nos propone El Azufre, el nuevo resort de montaña que se erigirá en Malargüe a partir de 2021.

 

 

Fuente: Nevasport.com // Foto portada: vista aérea del valle donde se levantará el centro de ski.-

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar