Preocupación por la situación actual del RENATEA

 

El RENATEA (Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agropecuarios) es una entidad autárquica en jurisdicción del Ministerio de Trabajo de la Nación, que tiene la obligación de registrar a los empleadores y trabajadores comprendidos en el Régimen de trabajo Agrario para que los trabajadores rurales puedan gozar de  aportes, seguridad social que beneficia a las jubilaciones, obra social, etc. Este organismo fue creado por la Ley 27627, sancionada en el año 2011 por el Congreso de la Nación.

Entre sus fines se encuentra el combate del trabajo infantil,  promoviendo su progresivo retiro de las actividades ligadas a la producción, la comercialización, el trabajo doméstico y el cuidado de niños menores, además de promover instalaciones y/o mejoras de Espacios de Cuidado y Contención para atender a niños a cargo del trabajador agrario. También cumple una importante función en la lucha contra la trata laboral, realizando, entre 2013 y 2015, denuncias penales que involucraron a más de 1000 víctimas de este delito.

Dentro de su lucha contra el trabajo en negro, registraron como peones rurales a más de 120.000 trabajadores e inscribieron a 9500 nuevos empleadores.

“Nos preocupa que desde diciembre del año pasado no se  reciben denuncias de autoridades nacionales del RENATEA sobre trata laboral. Además, de suspenderse planes de alfabetización, operativos de registración en el territorio, que las trafic equipadas con tecnologías permanecen guardada en garajes y se han paralizado todas las acciones que se llevaban adelante” explicó la edil del Frente para la Victoria, Natalia Galamba.

Agregó que “Organizaciones campesinas, ONGs y académicos coinciden en que el trabajo rural en situaciones de explotación está presente en todas las latitudes de la Argentina y es una práctica generalizada, sumergiendo en la pobreza y la exclusión a un gran número de trabajadores rurales, por lo tanto ni Mendoza en general ni San Rafael en particular pueden considerarse exentos de esta problemática, debiendo ser para este gobierno municipal un tema de principal atención”.

Garantizando el cumplimiento de las valiosas atribuciones asignadas a la Ley 27627, el RENATEA tuvo que contratar personal bajo las modalidades previstas por dicha norma lo cual lógicamente significó un incremento en la planta, necesario para extender territorialmente sus acciones, además que desde la creación de este organismo la cobranza de multas, la capacitación y la fiscalización dejaron de ser tercerizadas, lo que también explica dicho incremento.

“Es de público conocimiento que trabajadores de RENATEA denuncian la intención del gobierno nacional de disolver la repartición y que podría hacerse efectivo el despido de 1.200 personas en todo el país a quienes no se les han asignado tareas desde la llegada al poder del nuevo gobierno nacional” explicó Galamba.

“En la delegación Mendoza son 60 los trabajadores que  serían despedidos, 7 de los cuales son sanrafaelinos, además, de confirmarse esta decisión los trabajadores agrarios de la provincia (alrededor de 100 mil),  y nuestro departamento en particular, quedarán nuevamente en situación de desamparo y explotación lo cual significará un enorme e inadmisible retroceso en los derechos conquistados” manifestó con preocupación la edil.

Por esto, la Concejal Natalia Galamba propone no sólo declarar de interés departamental la actividad que ha realizado y realiza el RENATEA en San Rafael, sino también adherir al proyecto de ley presentado por los trabajadores de este Registro nucleados en ATE ante la Cámara de Diputados de la Nación, para asegurar la plena vigencia del nuevo Estatuto del peón rural y la estabilidad laborar de 1200 trabajadores del Organismo en el territorio nacional.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar