La hidroponía como alternativa superadora

 

La agricultura hidropónica es un método utilizado para cultivar plantas usando disoluciones minerales en vez de suelo agrícola. Esta practicta data de muchos siglos atrás, incluso con los jardines de babilonia. En los últimos años, el uso de la hidroponía como alternativa ha crecido exponencialmente destancandose por los beneficios que trae a la planta y los tiempos de cultivo.


Esteban Schiavino empezó con pruebas en octubre del año pasado con el objetivo de aumentar la producción considerablemente en el futuro. Lechuga es lo que cosecha, planta que normalmente necesita 80 días para su cosecha pero con hidroponía, Esteban afirma que en 35 días está lista.

 


Su relación con esta práctica data de más de 20 años cuando comenzó con su padre, en Mar del Plata, a realizar los primeros intentos. El invernadero actualmente está ubicado en la calle Bertani al 1400 y cuenta con la posibilidad de trabajar todo el año, incluso fuera de estación de cultivo. 


“En la hidroponía la planta tiene todo a su alcance y mientras más pura es el agua, más espacio para disolver sales se tiene”.


Si bien hay productores grandes en Alvear, Guaymallén y Capital, no hay nadie más que produzca con hidroponía en San Rafael como lo hace Esteban, quien espera tener desde marzo a diciembre, una producción completa de lechuga cada 35 días. 
Los beneficios, según contó el encargado de Green House, son múltiples y el ahorro de agua con el sistema hidroponico es de un %80 con respecto al cultivo en tierra. “La hidroponía no tiene efectos secundarios en la planta. Lo ideal es no utilizar absolutamente nada dentro del invernadero, no se usa pesticidas ni agroquímicos. Las sales que se disuelven para preparar la solución nutritiva, que es de lo que se alimenta la planta, son las mismas sales que están en la tierra, con la diferencia que se las das en la cantidad exacta que la planta necesita”.

 

 

 

 

 

 


En relación al producto, Esteban cuenta que la calidad muchas veces llega a ser superior a los productos orgánicos. “Nunca la tierra es perfecta, por lo tanto la planta no tiene todo. Por eso se agregan los agroquímicos que luego son nocivos para las napas, por ejemplo. Eso hace la diferencia, que termina siendo la calidad del producto. La planta tiene el sabor original de la misma”.


En relación al armado del cultivo hidropónico, el productor cuenta que es simple, a pesar de las dificultades que pueda tener el inicio de la actividad. Además, afirma que métodos para hacer sumamente económico la construcción del sistema. “Esto es utilizado tanto por gente con poco poder adquisitivo como con un alto poder financiero”.


Esteban recibe visitas, personas que se acercan a conocer más sobre la hidroponía. Piensa recibir también a los más chicos para que aprendan de algo que en las escuelas nunca se ha enseñado, o al menos en la mayoría. 


Para contactarlo, puede comunicarse al 2604579849 o a través de Facebook en su página Green House.
 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar