Juan Manuel Ojeda: `Malargüe podría ser una provincia aparte con sus recursos´

 

Las definiciones del jefe comunal que decidió no hacer fiesta departamental de la vendimia.


El intendente Juan Manuel Ojeda, asegura que Malargüe puede ser una prueba piloto para toda la provincia y también dice que por territorio y recursos “podría ser una provincia aparte”. En una entrevista que concedió al diario Los Andes, el mandatario prominero acusa que “gran parte del presupuesto provincial se financia con el petróleo que se extrae de su departamento y recibe poco en compensación”. Además, luego de los debates en las idas y vueltas que generó la modificación de la 7.722 y su marcha atrás, pide que el fanatismo no le gane a la ciencia.

En la entrevista al diario provincial, se le preguntó qué hará Malargüe después de la derogación a la modificación de la Ley 7.722. Ojeda dijo que seguirán buscando que Malargüe “pueda ser excluido de los alcances de la 7722, por supuesto invitando a los intendentes de General Alvear y San Rafael, a que podamos ordenar la cuenca del Atuel”.

Afirmó ser un “convencido de que hay que aplicar la 7722 en esa cuenca” como también está convencido que debe hacerse minería hacia el sur provincial. “Los dirigentes tenemos que ser racionales y no fanáticos. Malargüe tiene que ser una prueba piloto de la provincia para demostrar que se puede hacer minería con los controles y la tecnología que esté y demás. Por otro lado, yo estoy convencido de que Malargüe va a ser dentro de poco, un departamento petrolero, minero, agropecuario, y turístico”, dijo el funcionario.

Acerca de su propuesta, dijo que aún no lo habló con los legisladores, aunque afirmó que en su momento, acompañó al Gobernador cuando tomó la decisión de derogar las modificaciones a la “ley antiminera”, ya que en aquel entonces “la sociedad le dijo que no”. Aunque insistió que “del Atuel  hacia abajo no fue así, con lo cual tenemos que seguir dando la batalla”, dijo.

“¿Cómo es la relación con los otros intendentes del sur?”, le preguntaron al intendente malargüino. “Con Alvear tengo excelente relación, Walther Marcolini fue profesor mío de la facultad y tenemos un entendimiento y una relación excelente. Y con San Rafael nos hemos conocido hace una semana, hemos empezado a dialogar, no nos conocíamos”, afirmó.  

Juan Manuel Ojeda tiene 35 años. Es Casado y tiene una hija. Es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública. A continuación, la entrevista completa de la periodista Fernanda Verdeslago:

-¿Creé que por la cercanía con Marcolini puede llegar a un entendimiento por la minería al sur de la cuenca del Atuel?

-Los malargüinos ya ofrecimos todo lo que podíamos ofrecer. Hemos mostrado generosidad y una visión sobre el tema. Ahora, si Mendoza o Alvear y San Rafael dicen que no a esa idea, están ensañados con Malargüe. Ya no pasa por una cuestión ambiental, pasa por una cuestión salarial, que es distinto. Entiendo que el agua de la cuenca no se toca, ahora el resto de Malargüe no afecta a la provincia. 

 -¿Cómo fue el día después de la derogación en ese contacto con la gente? 

-El pueblo se sumergió en una tristeza y en una impotencia de hacer patria en un territorio que no es fácil, son territorios mendocinos y ver que Mendoza le daba la espalda. Cuando uno cruza el río Colorado, ve que los neuquinos están explotando minería, petróleo, todo. En una provincia en la que 76 personas por día consiguen trabajo, en Mendoza te diría que muchos más lo pierden. ¿Qué nos separa de Neuquén?

Un río nada más, esto es lo que los mendocinos no nos estamos dando cuenta. Como decimos los malargüinos: “Esta no es la primera vez que vamos a hacer minería”.

Nuestro pueblo creció en base a la minería y el que tiene la posibilidad de conocer Malargüe, sabe que tiene una calidad ambiental inmejorable. 

-Su departamento nació de la mano de la minería...

-Malargüe, antes de ser petrolero, fue minero y ganadero. Tuvo minas de plomo, zinc, fluorita, oro, uranio, asfaltita, entre otros minerales. Eso ya se explotó sin los controles y no ves nada contaminado. Hoy, hay que poner la tecnología, el conocimiento, las instituciones, al servicio del desarrollo de Mendoza y del desarrollo de Malargüe. 

-¿No es un riesgo?

-Soy nacido acá y quiero trabajo, desarrollo, pero quiero que el departamento este limpio. El compromiso ambiental que ha tenido Malargüe no lo han tenido otros departamentos. Yo paso por algunos ríos de Alvear y los mismos vecinos tiran basura al costado. Generemos un control y un compromiso ambiental, si el más interesado en cuidar el Atuel son San Rafael y Alvear, porque Malargüe no consume agua de ese río.

Dejemos de simplificar las discusiones en politiquerío barato, como normalmente se dice. 

-Debe ser más difícil ser prominero en San Carlos…

-Soy pro minero pero voy a promover la agricultura en mi departamento. Soy responsable y creo en la ciencia y en los controles. Soy pro minero pero a los vecinos les he dicho que la agricultura nos va a dar lo nuestro, hay una posibilidad de trabajo ahí. 

-¿Cuánto cultiva Malargüe actualmente?

-Unas 2 mil hectáreas de producción directa, un porcentaje ínfimo. Mínimo me gustara sumarle, en los próximos 4 años, mil hectáreas más.

-¿Hubo polémica por las colas del uranio? 
(NdR: La ex mina de uranio Huemul, fue convertida en 2018 en un parque ecológico, constituyéndose como la primera remediación ambiental de la minería de ese tipo en Argentina y Latinoamérica).

-No, en Huemul, que es donde se hizo la explotación del uranio, se hizo la remediación de las colas de uranio. Está a 500 metros de la plaza San Martín, no es Chernobyl. Es un lugar familiar, tenés cancha de básquet, un parque para ir a tomar mate. Hay que poner la ciencia por delante del fanatismo, sino nunca vamos a salir adelante.

-En el debate de la derogación se cuestionó los recursos que se extraen de Malargüe...

-El petróleo, desde la década del ‘70 u ‘80 implica un tercio del presupuesto provincial.

Un tercio de maestros, hospitales, se financian con el petróleo. De ese petróleo, el 67% es producción directa de Malargüe y recibimos alrededor del 6% del total de la masa coparticipable. Vi que el Gobierno va a destinar $1200 millones para la vitivinicultura. La obra de cloacas en la ciudad de Malargüe se hace con $600 millones de pesos. Eso genera impotencia en los vecinos: nos dejan el 6% y de la ayuda para la vitivinicultura algo sale de Malargüe. 

-¿Hay centralismo?

-Malargüe es un territorio de 42.000 kilómetros cuadrados, es la provincia de Tucumán prácticamente. Y con los recursos que tiene, podría ser una provincia aparte. Mendoza vive por los recursos de acá. El gas que recibe Mendoza se produce en el límite con Neuquén y Malargüe no tiene gas. 

-No le puede echar la culpa de la falta de gas y cloacas al resto de la provincia...

-Las gestiones anteriores fueron irresponsables en el uso de los recursos; en vez de generar infraestructura y diversificar la matriz productiva, lo único que hicieron fue dejar votos cautivos para renovar el período. Yo no quiero renovar un período más, quiero resolver el problema de la pobreza y el retraso que tenemos. 

-¿Está por construirse un nuevo centro de esquí?

-Se está evaluando, es un centro de esquí al norte del Paso Pehuenche. Si se llegara a concretar, estamos hablando de un centro de esquí casi único en Sudamérica, con casi 4 meses de nieve a baja altura, 2.400 metros, sobre un camino internacional y cerca de Portezuelo del Viento.

-¿Por qué dio de baja la Vendimia departamental? 

 -Me toca gobernar para los malargüinos y defenderlos. Cuando alguien te da un poder debés dar la vida. No especulo políticamente. Los vecinos estaban tristes. Por otro lado, está la seguridad de las reinas. La violencia fue significativa. Por más que sea la Vendimia, no puedo mandar jóvenes a un carro en donde pueden recibir de un piedrazo, abucheos, salivazos. No cierro la puerta a la vendimia, si mañana decidimos cerrarlo en forma definitiva será el Concejo (Deliberante) el que lo apruebe.

"Lleva 60 días, tengo fe que va a gobernar sin tanto centralismo..."

 

 

El que más peleó

“Alfredo Cornejo duplicó la cantidad de gas en Malargüe; renovó las concesiones de áreas petroleras, reguló el fracking, tuvimos la apertura de la carga pesada por el paso Pehuenche. Fue, lejos, el que más peleó por Malargüe. Luego Julio Cobos, porque Portezuelo del Viento va a ser una realidad gracias a él y a Cornejo”, dice. 
 
-¿Y Suárez?

-Lleva 60 días, tengo fe que va a gobernar sin tanto centralismo. Creo que con Suárez van a salir las cloacas y vamos a tener Portezuelo. 
 
-¿Y presidentes federales que recuerde?

-Alfonsín, porque en la primera gestión de Don Vergara tuvo mucho apoyo del gobierno nacional, en ese momento abrió Las Leñas, se hizo el hospital, se entregaron cerca de 800 viviendas, que era una barbaridad para Malargüe. Aparte hemos tenido la presencia de muchos por acá, como Perón, Kirchner, Menem, Macri, la mayoría de los presidentes han venido a Malargüe.

 

Fuente: Los Andes

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar