Imaginemos una campaña política sin ensuciar San Rafael

 

Llega un nuevo año electoral y consigo trae la famosa campaña. Acostumbrados a ver panfletos, pancartas, folletos y pintadas por todos lados, los centros comerciales de Rosario presentaron una campaña “Si ensucias, no te voto”.

En principio parece una utopía pensarlo pero esto de alguna manera despierta una conciencia que tendríamos que empezar a pensar en serio. ¿Por qué las campañas políticas son tan sucias y se gasta tanto dinero en algo que tras el día de votar, quedan en desuso completamente?

Es real que se gasta mucha plata en las campañas, mucha más plata de la que la mayoría de los ciudadanos podría imaginar. Pero cómo meterse en este tema sin tener fundamentos o pruebas verídicas de cuánto gastas es irrelevante, la cuestión puede pasar por otro lado. No cuánto gastan, sino que empiecen a gastarlo de otra manera.

Alejandro Pastore, encargado del Paseo Pellegrini de Rosario, explicó que la idea es escuchar ideas, no llenar de panfletos las calles. Y eso es algo que para nosotros tendría que ser fundamental. Escuchar ideas, escuchar cuáles son las ideas que tienen los precandidatos a cargos de importancia.

Es fundamental exigir ideas a los políticos, porque de eso viven. Y recuerde que a la hora de votar concejales, está eligiendo quienes serán parte de los doce que ganan, hasta el año pasado, 63 mil pesos aproximadamente.

La modernización que tanto se habla es también pensar campañas políticas limpias. Es pensar en cuidar recursos y por más que la carrera por ganar sea de desesperación, es pensar también en que no son lo más importante de una ciudad.

¿Y si el pueblo de San Rafael empezara a exigir limpieza en vez de folletos?

Esta iniciativa “si ensucias, no te voto” es un puntapié inicial, pero tiene que servir como reflexión sobre cómo se desarrollan las elecciones en nuestro país, en nuestro San Rafael. Más teniendo en cuenta que se vota mínimo cada dos años para algo.

Señores y señoras precandidatas, no ensucien, no llenen la ciudad con pinturas ni papeles, en todo caso, llénenla de ideas, que hacen falta y mucho.

 

Martín Falcone

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar