El director del Schestakow, Luis Vergani, anunció la llegada de nueva aparatología al nosocomio

 

Desde la intervención del doctor Luis Vergani en el Hospital Teodoro Juan Schestakow las instalaciones del gigante edificio, han mejorado considerablemente. Pues el estado en que lo dejaron los antiguos directivos fue catastrófico.

En este lento proceso de reconstrucción de nada más y nada menos que el hospital público de nuestra ciudad, se ha avanzado en algunas cuestiones particulares y por eso nos comunicamos con el doctor Vergani para tener detalles de la situación.

“El Hospital en este momento está dedicándose a todo lo que es aparatología, porque además de haber faltante de aparatos, los que ya tenemos son muy viejos. Hay aparatos como por ejemplo los respiradores, que ya tienen demasiadas horas de uso y estos se dan de baja” comenzó explicando el uso que se dará con el dinero que recibirá el nosocomio.

“Se autorizó a gastar un monto cercano a $ 1.300.000, que se utilizaría para comprar dos respiradores para terapia, dos monitores para terapia, un resucitador cardiopulmonar y una mesa de anestesia. Por otro lado, se ha autorizado en otra gestión que se realizó, la compra de dos mesas más de anestesia ya que hubo que dar de baja algunas que teníamos. Cada mesa cuesta  $500.000” afirmó Vergani.

Es importante recordar el estado en el que se dejó este Hospital. La falta de insumos hospitalarios era enorme, no se contaba con proveedores por lo tanto tampoco había stock. No había analgésicos o suero ni siquiera y debido a esto el Hospital tuvo que suspender varias cirugías en su momento. En diciembre del año pasado el Hospital debía 22 millones de pesos y esto se solucionó mediante bonos y créditos en pocos meses.

Volviendo al presente, Vergani expresó “El trabajo que hace la Cooperadora del Hospital es muy importante. Tal es así que ha donado un montón de implementos para laparoscopía, ya que el Hospital no tenía este servicio. Se juntó aproximadamente $177.000 y se autorizaron $70.000 más de gasto para que la laparoscopía quede funcionando”.

En los próximos días se realizará una conferencia de prensa informando sobre estas compras que mejoran la calidad del Hospital, de hecho, se anunciará que se incorporará una camilla de quirófano que según palabras del doctor “es una camilla especial, donde se acuesta el paciente”.

El 7 de julio del presente año, publicamos en Ojos de Café que la Sala de Quemados se puso en funcionamiento. Sobre esto, Vergani adelantó que la Cooperadora del Hospital ha comprado aparatología que complejiza el servicio ya brindado. “Esta aparatología nos va a permitir ser el único banco de piel de la provincia, ya que trabajaremos para que además de donar órganos, podamos donar piel”.

LEA TAMBIÉN: Se puso en funcionamiento la sala de quemados del Schestakow

En lo que respecta a la sección de Terapia Intensiva, esta se ampliará con tres camas nuevas, que probablemente estén en funcionamiento el año que viene ya que el expediente ha sido presentado y solo es cuestión de tiempo burocrático que lleguen al Schestakow.

En el Hospital se está trabajando en limpieza, pinturas, iluminación, reparación de calderas, ya está prácticamente aprobada toda la reparación de los techos de consultorios externos, que actualmente se llueven. El Hospital Schestakow está volviendo a ser lo que merece ser como nosocomio público en una ciudad tan importante para cuyo como es San Rafael.

Respecto al tomógrafo, que generó polémica en estos últimos días debido a que la joven Candela Giménez no pudo realizarse la tomografía en el lugar donde estaba internada sino que tuvo que ser trasladada a la policlínica, Vergani señaló que “por suerte hoy el tomógrafo está en funcionamiento, de hecho ayer se realizaron 5 tomografías con el servicio tercerizado que tenemos, (N.d.R: El doctor Eztala tiene su tomógrafo en el hospital y presta el servicio al Schestakow) ahora ya se licitó e incluso se adjudicó el nuevo tomógrafo que será propio de nuestro hospital”.

Sin dudas que existen problemas que aún no encuentran soluciones. El Hospital Schestakow tiene que seguir creciendo y profesionalizando sus servicios. Brindando calidad de atención a los pacientes y generando un ámbito próspero de trabajo para los profesionales que trabajan ahí. Pero el camino que ha tomado en estos últimos meses, deja en evidencia que quien quiere hacerlo, puede gestionar con responsabilidad y sabiduría.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar