Editorial sobre el estado de las calles de San Rafael. "De 5000 cuadras, faltan 2500 por reparar"

 

Desde hace varios meses es un tema de café y charla, el estado de las calles y rutas de San Rafael y sus alrededores. La queja y el reclamo son factores comunes, que se repiten y exigen una solución.

Resumamos la realidad admitiendo que el estado de las calles es muy malo. ¿Quién tiene la culpa? Probablemente sean varios factores. Probablemente todos nosotros de alguna manera. No es momento de buscar responsables directos, porque lógicamente no los hay, es un proceso de destrucción y falta de mantenimiento que han tenido nuestros asfaltos, desde hace 40 años.

Tampoco queremos hacer una crítica desmedida y sin sentido al estado municipal presente, porque las calles se vienen rompiendo desde hace décadas y porque consideramos más importante tratar de construir una reflexión que sirva para los ciudadanos de esta hermosa ciudad.

Pero las calles están destruidas, y por ende se rompen los autos, las motos, las bicicletas y peor aún, la seguridad vial que tanto anhelamos es mucho más difícil de conseguir por los pozos, bordes y demás obstáculos que encontramos en avenidas, calles principales, calles de barrios y en los distritos.

La situación climatológica no ha ayudado al proceso de asfalto que realiza el municipio día tras día. Es de público conocimiento, de hecho en Ojos de Café lo hemos informado, cuales son los lugares que se eligen para la reparación del asfalto. Pero aún falta. ¿Qué falta?

Tal vez falta trabajo en equipo, cooperación y decisión de quienes las pueden tomar. Pilares fundamentales para poder llevar a cabo un proyecto político (No hace falta aclarar que poco nos interesan los colores políticos, menos los partidos, porque las buenas ideas son más importantes que las banderas).

Desde Ojos de Café consultamos a varios funcionarios que han presentado proyectos y han brindado información al respecto, de manera constante. Una de las preguntas obligadas que realizamos a los concejales oficialistas fue ¿Por qué arreglaron la Avenida Hipólito Yrigoyen? Pedro Serra explicó: “Lo mismo que me estás preguntando vos, se lo preguntamos al Intendente, ¡Emir, contamos que pasó porque todo el mundo no está preguntando! a lo que Félix respondió que si no asfaltábamos ahora, como se estaba rompiendo la base estabilizadora del fondo, es mucho más barato hacer la capa de esas cuadras ahora, porque si no después había que romper todo y el costo iba a ser 3 veces mayor e íbamos a tener que tener cortada la avenida 2 meses”.

Uno de los consultados por parte de la oposición fue el concejal Martín Serrano quien nos expresó sobre el tema: “Hay distintas jurisdicciones, municipal, provincial y nacional. Lo que hicimos fue solicitar los distintos planes pero el problema fue cuando pedimos el informe municipal, nos encontramos con la sorpresa de que el llamado plan de asfalto, no es público, no sabemos cuál es la próxima cuadra a asfaltar. No se explica que se piensa hacer, más allá de que luego se puede modificar algo y eso lo entendemos.

Nosotros nos enteramos del plan de asfalto por los diarios. Entendemos que el criterio de ejecutarlo es potestad del Intendente, pero estamos preocupados porque no sabemos que se quiere hacer. Tampoco es claro el plan de bacheo y está mal señalizado lo cual es un problema para el tránsito. Nosotros queremos un plan determinado en función de las obras a realizar. Queremos un cronograma que sea público. Queremos tener los precios, para poder tener el control de gestión, saber cuál es el precio del asfalto. Hoy en día no se sabe cuánto sale hacer 100 metros de calle”.

Este comentario deriva debido a un proyecto de ordenanza que no fue aprobado por parte de los concejales del bloque oficialista del municipio. Este proyecto contemplaba requerimientos similares a los que Serrano comentó.

La razón del voto negativo de los justicialistas legislativos fue consultada y al respecto el concejal Pedro Serra dijo: “El proyecto estaba mal hecho. Ya está definido cuál es el asfalto a hacer, y votamos la partida presupuestaria para el asfalto, de la cual 20 millones de pesos iban para distrito y 60 millones para ciudad.

Lo que aprobamos en la partida presupuestaria explica perfectamente cuanto se va a asfaltar, pero no cuales eran las calles que se van a asfaltar. Porque eso es una cuestión técnica que no depende de nosotros y además estamos sujetos a las condiciones climáticas. Lo que sí está claro, es cuánto dinero hay para asfaltar.

El Sur de Mendoza tiene el 60% de las rutas, las cuales son provinciales. No había ninguna obra de la provincia que incluya al sur, sólo una obra de la villa. Son 330 millones de pesos pero no se destinaron a nuestra ciudad. El mayor problema de las rutas en San Rafael tiene que ver con rutas provinciales. El problema que hemos tenido es que han pasado más de 20 años sin asfaltar nada y para mantener más o menos, necesitamos asfaltar de 300 a 350 cuadras por año, que es el objetivo que tenemos. Hay lugares postergados, pero si en décadas no se hace un solo asfalto, es muy difícil mantener una ciudad cómo San Rafael. Además, los distritos son los lugares más afectados.

Este año la provincia ha tenido muchos problemas con el tema asfalto por la lluvia, directamente no se puede asfaltar en esas circunstancias y lo que haces, con mucha lluvia no queda nada, se rompe todo de nuevo. Tenemos que arreglar la Ballofet, es nacional, y cuesta casi 20 millones de pesos, que es lo que tenemos destinado nosotros en total para asfalto de distrito. Son casi 7 kilómetros de asfalto, ¿Cómo haces para tener parada la ciudad tanto tiempo? ¿Cómo hacemos si vialidad nacional no pone la plata? Nosotros no podemos hacer esas obras tan grandes con nuestro presupuesto. El presupuesto de vialidad provincial es el mismo que el presupuesto de la municipalidad de San Rafael para todo.

El Intendente no puede decir cual calle va a asfaltar precisamente porque el cronograma está sujeto a cambios que no dependen pura y exclusivamente del deseo de asfaltar. No te podés atar a un plan, de hecho está sujeto a cambios el proceso de asfaltado dependiendo las necesidades”.

La idea del ejecutivo municipal, a cargo de Emir Félix es llegar a las 320 cuadras de acá a los últimos días de diciembre y que los baches provocados por las tormentas queden bien tapados.

Respecto a la situación de las rutas provinciales o nacionales, el Municipio emitió un comunicado a los medios que dice lo siguiente: “Muchas veces los vecinos reclaman a la comuna por rutas y caminos que son de jurisdicción de Vialidad Nacional o Provincial.  

Debido al estado de la red de los distritos, Emir Félix acordó con el organismo descentralizado de Mendoza colaborar con obreros y máquinas, para acelerar la tarea de dejar las calles en aceptables condiciones.

Las primeras calles incluidas en este programa son Salas de Cuadro Nacional, Bertani Norte de Las Paredes, Las Palmas de Cuadro Benegas y arterias de Villa Atuel, entre otras.

Es importante destacar que los bacheos provinciales son provisorios, no durarán muchos años, pero servirán para mejorar las rutas y caminos hasta que Vialidad pueda invertir fuertemente en su infraestructura vial.”

Otra de las autoridades que está relacionada al tema, es la concejal Cristina Da Dalt quien también conversó con Ojos de Café, y afirmó que existe una ordenanza que deja en claro el método de reparación y asfaltado. Accedimos esta ordenanza mediante la concejal y algunos de los puntos importantes que menciona tiene que ver con la obligación de los vecinos a participar del proceso de asfaltado, desde la aceptación de la obra hasta la colaboración económica.

De acuerdo a la ordenanza Nº 11052 (Sancionada el día 22 de noviembre del 2012) para poder arreglar una calle, se necesita la aprobación del 60% de los vecinos de la cuadra. Una de las formas de pago que tienen los vecinos para poder llevar a cabo las obras correspondientes, es la “dación anticipada en pago”. Esto significa que la Municipalidad aporta la mano de obra, áridos y maquinaria y los vecinos el cemento necesario para cubrir el costo parcial de la obra. Esto equivale a 10 bolsas de cemento de 50 kg por metro de frente lineal y 11 bolsas en caso de que sea necesario construir el cordón banquina. Por otro lado la ordenanza expresa que los trabajos realizados tienen una vida útil de 40 años para los pavimentos de hormigón y 30 años para los cordones banquinas.

Otro de los consultados fue el concejal Daniel Herrera quien expresó: “Nosotros estimamos que no menos de 12 o 15 años va a llevar recuperar el estado de las calles de San Rafael a un ritmo sostenido de obras, donde tanto el Municipio, Vialidad Provincial y Nacional trabajen en conjunto. Por eso proponemos crear un consejo asesor de recuperación de la red vial. Este debería estar compuesto por representantes del ejecutivo, del Concejo Deliberante, las Universidades, autoridades de Vialidad y legisladores del cuarto distrito que pertenezcan a San Rafael. En otro artículo solicitamos que se cree un fondo especial para poder acelerar este proceso.”

“San Rafael tiene 5000 cuadras sin contar los distritos, de las cuales 2500 necesitan ser reparadas. De esas 2500 de acuerdo al informe oficial se hicieron 1068 en 10 años de gestión. Es decir que están faltando casi la mitad. Si hacemos 300 cuadras de asfalto por año, es imposible solucionar el problema, entonces si el presupuesto no alcanza, necesitamos encontrar otro fondo porque la red vial es absolutamente necesaria para el desarrollo de San Rafael”.

“Tenemos que despojarnos de mezquindades partidarias, van a pasar 3 o 4 presidentes, 3 o 4 gobernadores e intendentes, nosotros tenemos que pensar a futuro con seriedad, independientemente de quien le toque administrar la función pública”. “Tenemos que hacer cosas que trasciendan las gestiones, no queremos buscar culpables, esa discusión se dará en otro ámbito, lo que necesitamos son soluciones para las futuras generaciones”.

Estamos frente a un problema grande, su solución se puede encontrar a largo plazo. En la voz de las autoridades sean del color que sean, parece haber algo en común: la intención de reparar y mejorar la red vial de San Rafael. Es momento entonces que en base a ese objetivo, se dejen de lado las chicanas políticas y se comience a trabajar en equipo. El ciudadano sanrafaelino lo necesita, lo exige y lo merece.

Algunos puntos son claros. No se sabe con precisión cuales calles se van a asfaltar, y es imposible saberlo por varias razones. No se sabe bien cuanto sale una cuadra de asfalto, entonces si la buena intención está presente, den el informe que lo comunique así todos lo sabemos. Se necesita la ayuda de Vialidad Provincial y Nacional, entonces en conjunto realicemos los pedidos que correspondan.

Empiecen de cero, empiecen de nuevo, pero empiecen de una vez por todas. Deseamos poder realizar otra editorial sobre el tema, pero que en esa oportunidad, podamos hablar de un progreso y no de un desconcierto total porque no sabemos que es lo que está pasando, y qué es lo que se está haciendo por nosotros.

Por Martín Falcone

Fotos: Ramiro Rivas / Facundo Sardi

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar