De qué se trata la carpa militar de campaña que montaron en el ingreso al hospital Schestakow

 

La armó, esta semana, la Fuerzas Armadas Argentinas (FFA). Está montada sobre Emilio Civit, en uno de los ingresos del nuevo edificio del hospital sanrafaelino Teodoro J. Schestakow. Así está organizado el ejército ante la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus Covid-19.  


Alrededor de 90.000 hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas Argentinas (FAA) “están comprometidos con el combate contra la pandemia del coronavirus covid-19”, precisó hace algunas semanas atrás el ministro de Defensa nacional, Agustín Rossi. Lo dijo al crearse el Comité de Emergencias de Defensa para dar apoyo a las FAA en los operativos de prevención, bajo la resolución 88/2020, publicada el 17 de marzo en el Boletín Oficial.

Por su extensión y su capacidad de distribución, las Fuerzas Armadas son hoy la agencia logística más grande del país. Frente a la emergencia, actualmente hay 14 comandos estratégicos en distintas regiones del país, con delegaciones en todas las provincias, que trabajan en forma coordinada con los comités de emergencias locales –en el caso de Mendoza, con el Centro de Operaciones de Emergencias Provincial-, a través de los jefes de regimiento o de unidades más cercanas.

En ese marco organizativo, el coronel Marcelo Tamer Yapur, comandante de la Octava Brigada de Montaña con asiento en Mendoza - designado comandante de la fuerza de emergencia que comprende las tres provincias de Cuyo con casi 5 mil efectivos a cargo-, explicó a medios locales cómo funcionarán estas carpas sanitarias, ante una eventual propagación grave del virus Covid-19.

“Lo que nos pidieron las autoridades de salud de la provincia fue reforzar inicialmente las capacidades de los principales hospitales y les hemos montado carpas sanitarias para la clasificación de la gente y los pacientes”, detalló en diálogo con la radio local FM 100.3.

 

La carpa de campaña del ejército, en hospital Teodoro J. Schestakow –montada por calle Emilio Civit esquina Masa-. (Foto: Ojos de Café)

 

La carpa, de unos 12 por 12 metros, ubicada en uno de los ingresos del nuevo edificio del hospital Teodoro J. Schestakow –por calle Emilio Civit esquina Juan A. Maza- servirá entonces para clasificar a los pacientes e impedir que se junten en una sala de espera común. Dentro de la carpa, habrá personal del hospital que tomará la temperatura a todos los pacientes que ingresen por la Guardia.

Luego serán discriminados en pacientes adultos o pediátricos y por sus respectivas patologías. De este modo se evitará que algún paciente que presente síntomas de un posible caso de Covid-19 sea cruzado con el resto de las personas que asisten por otras razones. "Esta es una medida que tomamos para clasificar el paciente y evitar que estén juntos en un mismo espacio, separando quien tenga alguna afección respiratoria del que sufre alguna otra patología", aclaró al mismo medio radial el director del nosocomio público, José Muñoz.

Otra de las solicitudes encomendadas a las FAA, en lo que respecta al despliegue regional, es la colaboración para organizar centros de refugiados: “Estamos tratando de conseguir camas de la Minera Vale para trasladarlas al Gran Mendoza y hay un pedido particular de otras cien camas para la zona de San Rafael, que en breve vamos a abocarnos a eso”, agregó el coronel Yapur.

La carpa servirá, en caso de niveles graves de propagación del virus, para clasificar a los pacientes y que no compartan una misma sala de espera. (Foto: Ojos de Café)

 

Además, desde las dependencias de desarrollo social gubernamental, se está solicitando apoyo a las Fuerzas Armadas “para confeccionar raciones y repartirlas a la población, o seccionar bolsones de víveres para acopiarlos y distribuirlos a los hogares más carenciados”, contó Yapur.

En otros puntos de Mendoza también ya se han instalado dos carpas en los predios de distintos hospitales. Concretamente, las carpas están en el Hospital Militar de Ciudad de Mendoza (sobre calle Boulogne Sur Mer, donde nace Roque Sáez Peña), aunque por estos días está destinada exclusivamente a la capacitación de personal de la fuerza; y en el hospital Domingo Scaravelli, en Tunuyán; y cuentan con los recursos para hacer una primera revisión a la ciudadanía con síntomas de riesgo. Al igual que en San Rafael, la logística consistirá que, en caso que luego de la primera atención se determine que se trata de un paciente sospechoso y con síntomas vinculados al coronavirus, se lo aislará y derivará de inmediato a una atención urgente. Mientras que si no evidencia indicios de Covid-19, se le dará ingreso por la guardia tradicional.

Al encontrarse en fase de “Mitigación” el estadío de la pandemia en Argentina, aún no se ha dispuesto la instalación de hospitales de campaña en la provincia. Y aunque esta alternativa está en carpeta, no es una opción cercana hasta ahora.

En Tunuyan, integrantes del sistema sanitario de campaña que fue instalado en el hospital Domingo Scaravelli. (Foto: Nicolas Rios / Los Andes)

 

Todas estas acciones del Comité de Emergencias de Defensa Covid-19, desde la órbita nacional se instrumentan mediante la Secretaría de Coordinación Militar en Emergencias, a cargo de Inés Barboza Belistri, que organiza el despliegue de las Fuerzas Armadas para la "prevención y respuesta inmediata ante emergencias y desastres naturales", mediante acciones y actividades específicas.

Los másximos cargos jerárquicos en la Argentina, los ocupan los jefes del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, general Juan Martín Paleo; del Ejército, general Agustín Cejas; de la Armada, almirante Julio Horacio Guardia , y de la Fuerza Aérea, brigadier Xavier Julián Isaac. Todos en su primer gran desafío como la nueva conducción de las Fuerzas Armadas, que el ministro Rossi puso en funciones a fines de febrero pasado.

 

 

Por Redacción Ojos de Café // Foto portada: Ojos de Café 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar