Sigue la tensión en Chile: ocho muertos, nuevo toque de queda y estado de emergencia

 

Desde la dictadura de Pinochet no se veían tanquetas militares en las calles de Santiago. El gobierno volvió a decretar el toque de queda para este domingo a partir de las siete de la tarde.


Sigue la tensión en Chile tras el estallido social que ya lleva un saldo de ocho muertos, comercios cerrados y enfrentamientos entre militares y manifestantes. Por precaución, el gobierno volvió a decretar el toque de queda para este domingo a partir de las siete de la tarde y declaró el estado de emergencia en cinco regiones.

Hoy, el número de muertos aumentó a ocho cuando el cuerpo de Bomberos encontró a cinco personas fallecidas en una bodega de la empresa Kayser, en Renca. La fabrica fue incendiada tras ser saqueada por desconocidos.

Mañana lunes no habrá colegios en varias comunas de Santiago ni funcionará el servicio de subterráneo. Algunos comercios anunciaron que no abrirán sus puertas como medida preventiva contra los saqueos y ataques.

Así lo informó el Jefe de ZonaJavier Iturriaga, tras determinar el toque de queda para la región Metropolitana. "En consideración a los hechos de violencia que se han registrado en Santiago, que ha ido creciendo en magnitud, vandalismo y en los daños que se han registrado a la propiedad privada, se ha determinado decretar el toque de queda a contar de las 19:00 horas de hoy hasta las 06:00 horas del 21 de octubre", dice el comunicado oficial. 

En las principales avenidas de Santiago se ven tanquetas, algo que no sucedía desde el fin de la dictadura de Pinochet.

 

El paso internacional Cristo Redentor, que une la provincia de Mendoza con la región de Valparaiso, en Chile, volverá a cerrarse a partir de las 19 informaron, autoridades chilenas de Vialidad.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, anunció que el gobierno dispondrá un refuerzo con buses que reemplazarán el servicio afectado de Metro.

Minutos antes del inicio del toque de queda, cientos de manifestantes se reunieron en la Plaza Ñuñoa para desafiar la orden del gobierno. Con cacerolas y cantos en contra del régimen de Piñera, los manifestantes se enfrentan nuevamente a los oficiales de gendarmería.

Una semana de protestas

Durante el toque de queda de ayer, miles de manifestantes salieron a la calle y dieron inicio a una de las protestas más virulentas del último tiempo: atacaron comercios, incendiaron el Mercurio, el diario más antiguo del país, supermercados y una boletería. Además, hubieron saqueos y un centenar de heridos.

Si bien el origen del conflicto fue el aumento del precio del subte, de 800 a 830 pesos chilenos (de 65 a 68 pesos argentinos) de lunes pasado, el alza de la tarifa fue el detonante para una sociedad que reclama contra el modelo económico del actual presidente Sebastian Piñera.

Las protestas no cesaron tras el anuncio de Piñera de suspender el aumento y por el contrario, se agudizaron. Los principales reclamos son el alto nivel de desigualdad social, el acceso a la salud y a la educación que es en su mayoría privada, el alza de los servicios básicos y las bajas pensiones.

Durante las protestas, el edificio de ENEL -la empresa de distribución del servicio de electricidad- se incendió en su totalidad. Se encuentra en medio de la ciudad, rodeado de edificios residenciales. La empresa denunció un ataque intencional.

Reunión de emergencia

El domingo por la tarde el presidente convocó a una reunión de emergencia con los tres poderes del Estado -Legislativo, Ejecutivo y Judicial- para intentar encontrar una solución que calme el estallido social. "Buscamos la manera de coordinarnos y colaborar juntos para acelerar la solución de los problemas que afectan y en algunos casos angustian a nuestros compatriotas", dijo el Piñera tras el encuentro.

"Nuestro principal compromiso es resguardar el orden público, asegurar la tranquilidad ciudadana y proteger los derechos y las libertades de todos los chilenos", añadió el presidente y estableció el estado de emergencia en cinco regiones del país: Metropolitana, Valparaiso, Biobío, Coquimbo y O'Higgins.

 

Fuente: Agencias AFP y Télam

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar