Maduro: "Quieren desaparecer a Venezuela"

 

"Venezuela es Mercosur y seguirá presidiéndola. La triple alianza de la derecha sudamericana ahora pretende desaparecer a Venezuela", clamó ayer Nicolás Maduro.

El presidente venezolano no se olvidó de la amenaza de suspensión del Mercosur en la clausura de la Cumbre del Movimiento de los Países No Alineados. Ayer asumió la nueva presidencia de la organización,y lo hizo cantando la "victoria diplomática bolivariana", "el éxito absoluto de una cumbre histórica", ayudado por el empuje de sus seguidores digitales, que acuñaron la etiqueta #ElMundoConVenezuela pese a que el "hijo de Chávez" sólo pudo reunir a su lado a siete presidentes de entre las más de 100 delegaciones llegada a la isla de Margarita.

"¡Misión cumplida!", clamó Nicolás Maduro en la clausura, en un mensaje dirigido a su padre político, el "comandante infinito". El presidente blandió el Plan de la Patria de Hugo Chávez, "su testamento político", que apuesta por una nueva geopolítica internacional, "multipolar, sin dominio imperial".

Mientras en Margarita se sellaba lo que pretende ser una estrategia global, la oposición venezolana atacaba sin piedad diplomática a una cumbre que considera un "fracaso estrepitoso", ratificación de un aislamiento que, como si de un boomerang se tratase, le ha costado la cabeza a su coordinador internacional, Timoteo Zambrano.

El dirigente de Acción Democrática (AD) calificó como "inaceptable" el ultimátum dado por la Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay para que Venezuela adecúe su ordenamiento jurídico en materia económica y de derechos humanos a los reglamentos de Mercosur, sabedor de que es casi imposible de alcanzar antes de la fecha tope, el 1 de diciembre.

Movido por un afán de protección para los emigrantes venezolanos en el Cono Sur, Zambrano olvidó la realidad política de su país, lo que abrió su puerta a una avalancha de críticas. Entre ellas, las más contundentes fueron las de Voluntad Popular, el partido de Leopoldo López, pese a que mantiene entre bastidores una alianza con AD.

La Mesa de la Unidad Democrática escuchó a los discrepantes y comunicó ayer, de forma oficial, la "inmediata reestructuración" de su coordinación internacional. Y lo hizo tras agradecer la solidaridad de los cuatro países y su "contribución fundamental para superar el secuestro que hoy padece la democracia venezolana".

En tanto, en Margarita se acordó una nueva hoja de ruta de los No Alineados, que apuestan fuerte por la "refundación" del sistema de Naciones Unidas "verdaderamente democrático, más equilibrado, al servicio de la paz y no del lobby que imponen los esquemas de derechos humanos, de guerras y de injerencia" de los Estados Unidos.

Las delegaciones firmaron así los 21 puntos de la Declaración de Margarita, "un programa para la construcción de un mundo donde nuestros países puedan vivir", que resume los principios fundamentales del movimiento: búsqueda de soluciones para la causa palestina (su presidente, Mahmoud Abbas, fue una de las grandes estrellas del encuentro), la lucha contra el terrorismo, el rechazo al bloqueo de Cuba y la "descolonización" de Puerto Rico, además de la creación de un Banco para el Sur o de un acercamiento a los Brics y al G77+China.

"Todas las naciones del MNOAL ratificaron su apoyo a Venezuela en su lucha por la paz", concluyó Maduro, que volvió a coincidir con Raúl Castro en su señalamiento contra Estados Unidos como el causante de casi todos sus problemas, ya fuera dirigiendo una "ofensiva imperialista" o a través de "programas injerencistas". Un guión que le vino como anillo al dedo revolucionario, al que se sumó Siria. En boca de Bashar Jaafari, su representante en la ONU, mostró su solidaridad con el anfitrión "por resistir la intervención injerencista al igual que vive nuestro país", víctima de un "bloqueo similar al que se ha impuesto a Cuba y a Venezuela"

El diplomático aprovechó la coyuntura para condenar el "contraataque" de Estados Unidos contra posiciones del ejército sirio. "Tropas norteamericanas perpetraron un nuevo abuso contra mi país ayer [por el sábado]", añadió el diplomático, que insistió en el "vínculo" existente, a su criterio, entre y el Estados Unidos y EI.

Maduro también anunció que Azerbaiján será la sede de la próximo cumbre, tras los intentos de Evo Morales de convertirse en el sucesor de su amigo venezolano en 2020. Pero para esa fecha la Mesa de laUnidad Democrática está convencida de que uno de los suyos presidirá el país. Y entre esos planes futuros también figura la "refundación" de la MNOAL, según anunció ayer, y no de la ONU, como sí quieren los países presentes en Margarita.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar