Informe final sobre la tragedia del MH17: fue derribado por un misil ruso

 

Los investigadores internacionales concluyeron hoy en un informe que el vuelo MH17 de Malaysia Airlines, que se estrelló en Ucrania en julio de 2014, fue derribado por un misil antiaéreo Buk que fue transportado desde Rusia hasta Ucrania.

El misil fue disparado desde un territorio controlado por los rebeldes prorrusos y la rampa de lanzamiento fue trasladada después de vuelta a Rusia, según las conclusiones que el Equipo de Investigación Conjunto (JIT, por sus siglas en inglés) presentó en Nieuwegein, cerca de la ciudad holandesa de Utrecht.

Las conclusiones coinciden con investigaciones previas que apuntaban a un impacto de un misil tierra-aire tipo Buk disparado por rebeldes prorrusos como causa del accidente, en el que murieron las 298 personas que viajaban a bordo.

Los familiares de las víctimas fueron informados por la Fiscalía de las conclusiones poco antes de la publicación del informe. Según dijeron, la Fiscalía señaló a 100 sospechosos que habrían participado en el derribo, de los que algunos ya habrían sido identificados.

Una parte del avión, tras la tragedia

Una parte del avión, tras la tragedia. Foto: Reuters

Rusia volvió a negar hoy, ya antes de la presentación del informe, su responsabilidad en el suceso y exigió que los investigadores tomen en consideración también sus propios datos.

Según Moscú, nuevos datos de radar rusos muestran que el misil no fue disparado desde territorio de los separatistas, aseguró hoy el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, que dijo disponer de "pruebas irrefutables".

Tanto Rusia como Ucrania niegan ser responsables del derribo del Boeing 777 que sobrevolaba Ucrania cubriendo la ruta de Amsterdam a Kuala Lumpur.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar