Fuerte autocrítica de Chile a sus cuarentenas flexibles: `Fallaron todas nuestras proyecciones´

 

Tras el pico de muertes y contagios el presidente Piñera reconoció que hubo errores y su ministro de Salud se sinceró: "Nuestras proyecciones se derrumbaron como un castillo de naipes".


El presidente de Chile, Sebastián Piñera, admitió "errores" en la estrategia de su gobierno para enfrentar el coronavirus, un día después de que su ministro de Salud, Jaime Mañalich, reconoció que "todas las proyecciones" que realizaron se terminaron "derrumbando".

El país trasandino reportó este jueves 49 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, el mayor número diario desde el inicio de la pandemia, que ya suma casi 87.000 contagios (4.654 nuevos casos en el último dia) y 890 fallecimientos en total. Un estudio de la Universidad de Washington advierte que a mediados de agosto podría haber más de once mil muertos en Chile.

El ministro de Salud ratificó además que el sistema sanitario se encuentra al límite. Un 86% de las camas críticas a nivel nacional están ocupadas, mientras que en la Región Metropolitana, donde está el mayor foco de contagios, el número asciende a 93%.

"Hemos cometido errores, por supuesto que sí", respondió Piñera cuando le consultaron sobre los dichos del ministro de Salud. "Son tiempos difíciles y, por supuesto, el gobierno está muy exigido", argumentó tras reconocer que hace autocrítica sobre la gestión de la pandemia. "El ministro se refería a que muchas de las proyecciones de las últimas semanas y meses han estado muy equivocadas", completó.

"Todos los ejercicios epidemiológicos, las fórmulas de proyección con las que yo mismo me seduje en enero, se han derrumbado como castillo de naipes", fueron las palabras que usó Mañalich y que causaron malestar dentro del gobierno chileno. "La realidad ha superado cualquier modelo que uno pueda simular. Hay que decirlo con franqueza, navegamos en una suerte de oscuridad", agregó.

"Hay que ser estrictos en el distanciamiento social. Es nuestra única esperanza", admitió Mañalich. Semanas atrás el gobierno tuvo que dejar en el olvido la cuarentena flexible o focalizada (que implicaba la apertura y el cierre de zonas de acuerdo a la aparición de casos) y decretar el confinamiento total en la Región Metropolitana por la disparada de contagios. También fracasó el retorno a la "nueva normalidad" que había anunciado el presidente.

Desde la oposición no dejaron pasar la admisión de Piñera y Mañalich. "Lo que ha planteado el ministro de Salud es de entera gravedad", dijo la presidenta comisión Salud en el Senado, Carolina Goic, de la Democracia Cristiana. "Cuando la autoridad responsable de manejar la pandemia dice que está a ciegas, entonces la situación es aún más grave de lo que esperábamos. Este es momento de dejar improvisaciones, olvidarse del retorno a la nueva normalidad y de escuchar a los expertos, eso es lo que pediría", cerró.

Al respecto, Fernando Leanes, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Chile reconoció que la estrategia de Piñera fue muy buena en cuanto a los testeos masivos, pero "falló" en aislar a los positivos y el rastreo de contactos.

 

Fuente: La Política Online // Foto portada: La Moneda

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar