Desorden del Nuevo Orden Mundial

 

Quien desestima el Nuevo Orden como algo real lo hace sin tener en cuenta la Geopolítica. El término en sí mismo, no es nuevo, ni es ordenado. El primer uso de la expresión "Nuevo orden mundial " aparece en el documento de los Catorce Puntos del Presidente norteamericano Woodrow Wilson después de la Primera Guerra Mundial para la creación de la Liga de Naciones.

Años más tarde, la  expresión renació,  con el final de la Guerra Fría. Los entonces presidentes de Estados Unidos y la Unión Soviética, George H. W. Bush y Mikhail Gorbachev usaron el término para tratar de definir la naturaleza de la posguerra fría y el espíritu de cooperación que se buscaba materializar entre las grandes potencias. Y en la actualidad llega el "3er.nuevo orden mundial " lo que para muchos sería el Nuevo Des Orden Mundial. 

El desafío hoy, de ese Nuevo orden es romper lo que ellos creen es la hegemonía norteamericana y se ve plasmado en los gobiernos populistas avalados y respaldados por China y Rusia. Este es un proceso que ya lleva varios años , en América Latina el mayor desafío lo representó  Hugo Chávez, quien, aparte de una oposición verbal contra la administración Bush,  realizó una alianza con Fidel Castro y, gracias a los fondos provenientes del encarecimiento del petróleo obtuvo capacidad y poder para convertirse en el patrocinador de los regímenes opositores a lo que ellos llamaban hegemonía yanqui.

El aceleramiento en el crecimiento de la idea del #NOM se debe a varios factores:

-  El Brexit
-  La elección de Donald Trump,
-  El renacer de la influencia rusa
-  El terrorismo extremista.

Así surgen los indicadores : el LGTB, el indigenismo, las oleadas migratorias, la lucha contra el patriarcado, la legalización de la droga, el ecoterrorismo, etc.

Las relaciones de Venezuela con la República Islámica de Irán, las relaciones de las FARC con Al Qaeda, la creciente presencia de grupos extremistas islámicos en la región sobre todo en la Triple Frontera, el acercamiento con China y Rusia de los países populistas como Venezuela y Bolivia,  son puntos aparentemente inconexos, que si los miramos desde la Geopolítica nos muestran lo que se viene, el Nuevo Orden que se pretende establecer.

En junio de 2014 en el  Foro juvenil  de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) celebrado en Cuba, el canciller ruso, Serguei Lavrov, aseguró que "América Latina será uno de los pilares del nuevo orden mundial" y subrayó que su país coopera con todas las naciones latinoamericanas, especialmente con Brasil, Argentina, Cuba, Chile, Perú y Venezuela.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=50&v=bOGqvk3IIMg


 

 

 

 




En 2016 , el mandatario chino Xi Jinping buscaba el apoyo de Vladimir Putin, para crear una coalición anti imperialista y contra la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN). En un fragmento del discurso el presidente chino, decía: “el mundo está a punto de de un cambio radical (…) todo termina para dar paso a un nuevo orden mundial” Relaciones ruso-chinas con “una alianza estratégica global”.

 



En julio de 2015 el Canciller Héctor Timerman decía: "Argentina apuesta por la reestructuración de deudas contemplando nuevos paradigmas en materia de inclusión social y de redistribución del ingreso, una política a favor de un "Nuevo orden Mundial".

https://www.youtube.com/watch?v=VuNBli63TSY


Y fue a principios de septiembre que la ex presidente múltiple procesada, volvía a mencionarlo: "Esta es la clave de los tiempos que vienen y que todos seguramente con inteligencia, con capacidad y con solidaridad vamos a poder construir. Un nuevo orden, de eso se trata lo que queremos hacer, con todos y con todas."

 


Podríamos decir que la debacle no es solo consecuencia de una política equivocada, sino de un diseño para poner al Mundo de rodillas. El plan está en marcha, ya es imposible negarlo... a quien  quiera oir.....


Fuente: https://lavidaesunaserendipia.blogspot.com/ / Autoría: Alejandra M.B. - @desdemona_jna

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar