Casi un millón de sirios vive en ciudades sitiadas

 

Casi un millón de personas en Siria viven actualmente en áreas bajo sitio, el doble que hace seis meses, según alertó este lunes el jefe humanitario de Naciones Unidas, Stephen O'Brien.

En una comparecencia ante el Consejo de Seguridad, O'Brien aseguró que en los últimos meses se ha visto un "aumento masivo" del uso de esta táctica, especialmente por parte del gobierno sirio.

"Los civiles están siendo aislados, matados de hambre y bombardeados y se les niega atención médica y ayuda humanitaria para que se rindan o huyan", dijo el funcionario, citado por la agencia de noticias EFE.

El responsable de la ONU lamentó que el Consejo de Seguridad no haya sido capaz de actuar para detener la situación y apuntó que, conscientes de ello, los responsables de los asedios únicamente ofrecen algunas "migas" a la comunidad internacional, como permitir esporádicamente la entrada de un convoy con ayuda.

"Los cerca de un millón de sirios que viven en lugares sitiados no pueden vivir de migas", defendió O'Brien, que insistió en que esta "cruel forma de castigo colectivo" empeora "mes a mes".

Además, se refirió en concreto a la situación en la norteña ciudad de Alepo, que tras una pausa en la ofensiva del gobierno, ha vuelto en los últimos días a ser objeto de continuados bombardeos.

Los ataques han dejado centenares de muertos y heridos y han dejado a la zona oriental de la localidad, bajo control rebelde, prácticamente sin hospitales operativos, dijo O'Brien.

La parte oeste de Alepo, bajo control gubernamental, también ha sido víctima de fuego de mortero, provocando el desplazamiento de unas 25.000 personas durante las últimas semanas, añadió.

Foto Elías Fernández

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar