Tenis de mesa adaptado: cuando el deporte rompe barreras

 

Nos enteramos que en la única escuela de tenis de mesa de San Rafael estaban dando clases adaptadas a chicos y jóvenes con distintas discapacidades. No dudamos un minuto y fuimos para conocer y difundir tan maravillosa actividad.

Al llegar, entre pelotitas tendidas en el suelo, los ruidos de las paletas y el jolgorio de los chicos, nos recibió Franco Piruzi, tenimesista sanrafaelino que se encarga de enseñar la disciplina y la pasión por el deporte a 100 alumnos, de los cuales algunos tienen distintas discapacidades.

Franco nos contó que comenzaron en noviembre del 2015 y desde entonces ha reunido jugadores de las distintas 'clases' que existen en el tenis de mesa adaptado. "De la clase 1 a 5, son los que se encuentran en silla de ruedas, pero varía en la clasificación; de 6 a 10, parados, de acuerdo a la dificultad; y la 11 son los chicos que tienen retraso mental", precisó.

"La propuesta nació desde el Cenard y pusieron a San Rafael como centro de desarrollo junto a La Plata, Tucumán, Bariloche y Córdoba", explicó Piruzi. A lo que agrego: "Este es mi quinto año en el área de discapacidad. Me encanta y más que es con el tenis de mesa, porque hago lo que más me gusta a mí".

Luego de hablar con el profesor, Ojos de Café dialogó con dos jugadores del deporte adaptado. Matías, de 15 años, quien tiene problemas en su crecimiento, nos dijo: "Empecé en diciembre. Antes realicé mountain bike y canoa. Y empecé acá porque mi primo jugaba.". Y añadió: "Me llama la atención ir a los viajes. Ahora estoy entrenando porque el 21 viajo a San Martín a jugar. Tengo muchÍsimas expectativas, pero ganar o perder no es lo mismo, es divertirse".

Y Pablo, de 31 años, quien se encuentra en silla de ruedas y padece una parálisis cerebral de nacimiento, resaltó: "Empecé este año, el 10 de enero. Lo hago como actividad, antes pasé por las artes marciales. Franco me ha volcado todos sus conocimientos nacionales e internacionales. Es un gran profesor de tenis de mesa porque nos ha dado su experiencia. Ahora, por ejemplo, esta semana estamos abocados al saque, porque hay algunos movimientos finos que no puedo realizarlos. Había que buscar la forma y para ello también sigo los entrenamientos en mi casa, en la siesta".

Con respecto a la posibilidad de practicar deporte adaptado a sus posibilidades, el jugador nos explicó: "Eso es lo que rescato de Franco, de su personalidad, que nos haya abierto las puertas. Siempre está con predisposición para enseñarnos y aguantarnos. Es un grupo muy armado y que va en busca no solo de las medallas, sino de objetivos. Si no hay esfuerzo de por medio no se llega a nada".

Sin dudas, San Rafael cada vez se caracteriza por dar más oportunidades a aquellas personas que, por distintos motivos, no han podido ser integradas socialmente en grupos o deportes. Tal es el caso que hoy exponemos y de los muchos otros que se viven en distintos rincones de nuestra ciudad.

Cabe resaltar que los chicos que estén interesados en participar, o sus familias, sin importar la edad, se pueden acercar los lunes y miércoles, de 15 a 17, a las instalaciones del Club Deportivo Argentino. Mientras que los viernes, en el mismo horario, en el colegio San Antonio.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar