Mundial de Básquet: Argentina, medalla de plata en el pecho, pero corazón y actitud de oro

 

España mostró su jerarquía en los momentos claves y fue superior a la Selección de Hernández y gritó campeón mundial: 95-75.


PEKIN - Claro que duele. Sin duda que llena de angustia. Hasta es posible sentir que puede sentirse injusto porque la Argentina hizo tantas cosas realmente magníficas en este torneo y que se escapase tan cerca. Pero España lo mereció de punta a punta e hizo todo lo que debía para llegar a la cima y coronarse por segunda vez en su historia. Será en definitiva una lección interesante para este equipo argentino, que tomará nota de cada detalle de esta noche en la que se hicieron trizas las ilusiones.

De ninguna manera la caída por 95-75 va a desatar una ola de cuestionamientos, porque ellos dejaron la piel en la cancha. Porque, aun cuando no fue la mejor producción del conjunto nacional y estuvo lejos en el marcador siempre, nunca se entregó y dejó la piel hasta en el último segundo. Conmueve verlos ahí parados con el alma destrozada, llenan de orgullo porque respetan al rival y emociona ver cómo los campeones les ofrecen ese mismo respeto. Fue el segundo subcampeonato mundialista para la Argentina, después de Indianápolis 2002. España, a su vez, se consagró campeón por segunda vez en su historia, luego de la corona alcanzada en 2006.

 

Paus Ribas, Ricky Rubio y compañeros de equipo de España, que logró su segundo título mundial de la historia. / Foto: REUTERS.

 

PRIMER CUARTO (23-14)

Argentina empezó muy ansiosa y se desconcentró defensivamente. España impuso su ritmo y tuvo un arranque a toda orquesta: 7-0. Sin embargo, reaccionó Argentina gracias a los puntos de Brussino y una conversión de Facu Campazzo y se puso a un punto (13-14). Sin embargo, cerró mal el cuarto, España, retomó el control y terminó arriba por 9 puntos: 23-14. 

Dato: el peor primer cuarto de Argentina en el Mundial con 14 puntos. Nunca habia encestado menos de 20 puntos. Por otro lado, solamente Serbia le habia convertido mas de 20 en un primer cuarto.

 

El base argentino, Facundo Campazzo. / Foto: Gentileza.

 

SEGUNDO CUARTO (43-31)

El seleccionado de Sergio Hernández, no encontró en ningún momento los caminos para lastimar a España. Sufrió mucho en los tableros, no estuvo efectivo con el tiro externo y tampoco encuentró respuestas en sus individualidades. Por ejemplo: Scola y Campazzo.

LecturaDeJuego@LecturaDeJuego

La actitud de @cabboficial ante la derrota es tremendamente destacable.
Dignidad, valoración del oponente, orgullo por lo logrado y sin excusas.
Gracias!
Eso no sale en las estadísticas.
Eso no es casualidad.
Eso es un concepto colectivo construido y respetado por todos.

66

Información y privacidad de Twitter Ads

 

 

TERCER CUARTO (66-47)

España arrancó utilizando mucho más que en el primer tiempo a Gasol en el poste bajó y sacó grandes dividendos. El campeón de la NBA, asistió a los cortes y sumó puntos personales. Por su parte, la Selección Argentina sintió y mucho la presión defensiva de Oriola sobre Scola. 

El parcial más desfavorable de Argentina. Sin juego interior, y padeciendo la defensa asfixiante española, se va al último capítulo 19 puntos abajo (47-66).

ÚLTIMO CUARTO (95-75)

En el último capítulo, España mostró todas sus virtudes en ambos aros y demostró los motivos por los cuales se consagró campeón del Mundo. Imparables.

Sin dudas, el deporte argentino, no deberá bajar del pedestal a estos 12 jugadores que generaron esperanzas, diversión, caracter, profesionalismo y sueños. Superaron sus propios límites y llegaron al último juego del mundial. Una medalla de plata que vale oro y mucho más. 

SÍNTESIS

ARGENTINA (75): Facundo Campazzo 11, Nicolás Brussino 8, Patricio Garino 0, Luis Scola 8 y Marcos Delía 2 (FI). Nicolás Laprovíttola 17, Tayavek Gallizzi 0, Lucio Redivo 0, Máximo Fjellerup 0, Luca Vildoza 2, Agustín Cáffaro 0 y Gabriel Deck 24. DT: Sergio Hernández.

ESPAÑA(95): Rudy Fernández 11, Ricky Rubio 20, Juancho Hernangómez 11, Pierre Oriola 6 y Marc Gasol 14 (FI). Willy Hernangómez 11, Víctor Claver 2, Sergio Llull 15, Pierre Oriola 6, Quino Colom 0, Xavier Rabaseda 0, Javier Beiran 0 y Pau Ribas 5. DT: Sergio Scariolo.

Estadio: Wukesong Sport Arena, de Beijing.

Parciales: Argentina 14-23, 17-20, 16-23 y 28-29.

Árbitros: Cristiano Maranho (Brasil), Yohan Rosso (Francia) y Steven Anderson (Estados Unidos).

 

El ídolo argentino, Luifa Scola, integrante del quinteto ideal del Mundial.

 

 

- Fuente: Los Andes y La Nación -

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar