Miles de hinchas pidieron bajo la lluvia que Messi no se vaya

 

El frío y la lluvia torrencial que cayó sobre la Ciudad de Buenos Aires no fueron impedimento para los fanáticos de Lionel Messi. Miles de hinchas se reunieron por la tarde en el Obelisco porteño para pedir que el futbolista rosarino no abandone la Selección Argentina.

Hubo caretas de Messi, bombos y platillos, muchas camisetas celestes y blancas con el número 10 en la espalda, un megáfono para entonar las canciones de apoyo a la Pulga y muchos paraguas y pilotos para soportar la lluvia.

Los organizadores de la concentración habían conseguido más de 70 mil adhesiones en las redes sociales, sin embargo el clima fue un factor fundamental que disminuyó la potencia de la convocatoria. 

“Todos al Obelisco. Messi no se va” es el grupo de Facebook con el que se armó la movida mientras que con el hashtag #NoTeVayasLiotambién se hizo la convocatoria vía Twitter.

Miles de hinchas pidieron en el Obelisco que Messi no se vaya. AFP - EMILIANO LASALVIA

La idea de respaldar al mejor futbolista del mundo surgió después de todos los pedidos que hubo hacia Leo, tras sus declaraciones luego de la final (la tercera consecutiva que Argentina pierde y la cuarta para él) ante Chile en Estados Unidos. “La Selección se terminó para mí”, había dicho el crack compungido, que volvió al país con sus compañeros, pasó por Rosario y después partió rumbo a Bahamas para comenzar sus vacaciones. Lo cierto es que desde que pronunció esas palabras, la noticia recorrió el mundo e hizo eco por todos lados, a tal punto que hasta el presidente Mauricio Macri lo llamó para pedirle que no renunciara. Y Diego Maradona dijo que no había que dejarlo solo, responsabilizando a los dirigentes del fútbol argentino por la decisión que había tomado el crack.

Lionel Messi inició las vacaciones en compañía de su familia. Junto a su mujer Antonella Rocuzzo y a sus hijos Thiago y Mateo, el rosarino se alojó en un lujoso resort all inclusive de siete estrellas de Las Bahamas en busca de tranquilidad. Distendido y con la barba que sigue formando parte de su look, tal como se lo vio en la Copa América Centenario, el crack argentino se dejó fotografiar con personas que también se encuentran en esa isla del Caribe, rodeado de playas con arena blanca y agua cristalina.

Muchos chicos y familias enteras pidieron la continuidad de Messi. (AP) - Natacha Pisarenko

Además, se siguen sumando las voces con mensajes de aliento para que Leo revea su decisión de no jugar más con la camiseta albiceleste, entre ellos Pelé, el astro brasileño (ver Pelé también...) y Marcelo D’Andrea, el masajista del equipo que dirige Gerardo Martino, alguien siempre muy cercano a Leo. “Cuando lo fui a buscar a la cancha no había consuelo. La cara que tenía me desgarraba. Fue el golpe más duro que recibió con la Selección, no tengo dudas. Su mirada a mí me mató. Le dije ‘vamos, ya está’. Me miró y se fue. Esas cosas te las llevas a la tumba”, comentó Dady sobre cómo lo había visto a Leo luego de la final. Pero está convencido de que reconsiderará su postura: “No me queda ninguna duda de que Messi va a ir a Rusia. Va a jugar el Mundial. Ama a la Selección, da todo por Argentina”.

En unos días, el rosarino y su familia continuarán las vacaciones en una villa privada de la isla de Hvat, en Croacia, lugar que le recomendó su compañero del Barcelona, Iván Rakitic. Y el 25 debe volver a entrenarse en el club catalán, donde recuperará la sonrisa.

Fuente: Clarín

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar