´El mejor equipo que he dirigido en mi vida´

 

Hernández llenó de elogios al equipo y resaltó el trabajo grupal en base los objetivos que se propusieron


Nunca bajó la energía del juego y dominó el partido de punta a punta. La Selección Argentina derrotó al poderoso Francia (80-66) de forma inobjetable y llega a la final del Mundial de Básquet de forma invicta y mostrando su mejor faceta de juego colectivo, siendo muy intensos en defensa y con ataques fluidos para dominar en todos los aspectos. Es por eso que el entrenador Sergio Hernández se sinceró luego del partido y ponderó al equipo por sobre todos los ha dirigido en su carrera.

"Me animaría a decir, con el respeto por todos los demás, que es el mejor equipo que yo he dirigido en mi vida", fue el elogio de Oveja una vez consumada la victoria ante los galos y que le dieron la posibilidad de definir el torneo, el próximo domingo desde las 9 ante España. "No tenemos un segundo de distracción, de desconcentración. Cumplimos los planes a rajatabla. Tenemos jugadores en altísimo nivel, somos valientes", siguió el DT en zona mixta ante los micrófonos de TyC Sports, y agregó que "no solo gana, sino que juega bien, y hoy no le dimos chance a Francia".

Con Emanuel Ginóbili en primera fila, viejo conocido de Hernández, el conjunto nacional se floreó contra otra potencia (ya había vencido a Serbia, otros de los candidatos al título). "Fui a saludarme con Manu y estaba exultante. Me dice ‘no sé qué lo que hiciste, pero esto es espectacular, increíble, maravilloso’", dijo el entrenador que le dio su impronta a un grupo que busca quedar en la historia.

"Habrá que empezar a pensar que los nuestros son de primer nivel", continúo tirando flores del bahiense. "Es muy del argentino subestimarnos, de pensar que todo lo que conseguimos lo hacemos en base a huevos y acá con huevo sólo te vas en la primera ronda. Tenemos los jugadores que tienen la calidad para hacerlo y que juegan juntos", fue el análisis de Hernández en base a el trabajo en equipo, que empezó su preparación hace dos meses, en la previa a los Juegos Panamericanos, en Lima.

Para el cierre, dijo estar "súper feliz por nosotros y por todo, poder aportar un poquito de felicidad en un día es brillante". Sin embaro, a partir de ahora ya se pondrá a pensar en el próximo rival, España, el domingo desde las 9, en el partido definitorio: "Vamos a jugar la mejor final posible, y tratar de ganarla".

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar