El Manchester United logró un triunfo heroico ante el PSG y clasificó a cuartos de final

 

Con la ventaja obtenida del 2-0 en Old Trafford, el París Saint Germain (PSG) parecía que tendría un duelo sencillo ante el Manchester United, pero por errores propios y por pecar de confianza, el conjunto parisino perdió 3 a 1 como local y quedó eliminado de la UEFA Champions League en octavos de final por tercera temporada consecutiva.

En la primera jugada del partido, Romelu Lukaku aprovechó un mal pase del defensor Thilo Kehreren en la salida del PSG, le ganó la posición a Thiago Silva, dejó en el camino al arquero Gianluigi Buffon y definió el 1-0 de zurda para darle vida a una llave que parecía resuelta.

El gol no significó un golpe para el local que rápidamente salió en búsqueda del empate y tras varias aproximaciones, se encontró con el gol. A los 11 minutos, Kylian Mbappé se filtró en el área por la zona derecha del ataque y lanzó un buscapié al segundo palo que encontró libre a Juan Bernat. El tanto llevo calma al equipo que desde allí se adueñó de la tenencia del balón y le cerró los espacios a rival.

 

 

 

Cuando todo era dominio del cuadro parisino, apareció Rashford con un potente remate de media distancia a los 30 minutos que Buffon no pudo contener y tras un rebote infantil el arquero le cedió el gol a Lukaku, quien corrió en búsqueda del rebote y gritó el 2-1.

(Reuters)

(Reuters)

En el complemento, el Manchester United tomó una postura que parecía inteligente. El elenco británico retrocedió en el terreno de juego y apostó por un contragolpe que jamás llegó. Eso le permitió al PSG crecer y generar situaciones.

Mbappé dilapidó un mano a mano al no poder controlar el balón y el árbitro le anuló a Di maría un gol por fuera de juego que podría haber sellado la clasificación.

Cuando ya corría el minuto 90 y parecía que el asunto estaba terminado, Diogo Dalot remató de media distancia con un disparo que no parecía generar peligro, pero e esférico dio en el brazo derecho de Presnel Kimpembe. El árbitro en primera instancia cobró tiro de esquina, pero el VAR lo llamó y tras revisar la jugada pitó penal.

Así, el conjunto británico conducido por Ole Solskjaer se topó con la clasificación, casi sin quererlo, sin buscarlo y sin merecerlo. Marcus Rashford se paró frente al balón y con un disparo potente y cruzado estableció e 3 a 1 definitivo.

De esta manera, el PSG vuelve a quedar eliminado antes de lo esperado y sin Neymar, lesionado, al igual de lo que ocurrió la temporada pasada cuando perdió ante el Real Madrid. Hace dos temporada le había sucedido algo similar cuando en octavos se topó con el Barcelona: en la ida se impuso 4-0 y en la revancha perdió 6-1 en el Camp Nou.

(Reuters)

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar