Con los goles de Griezmann, Francia pasó a Alemania y está en la final

 

¿Será este torneo, finalmente, el del reencuentro de Francia con un título? El seleccionado bleu consiguió eliminar al campeón del mundo, Alemania, con un 2-0 contundente y se metió en la final de la Eurocopa, el domingo contra Portugal. Ese día, en París, Didier Deschamps, cuestionado por excluir de la lista a Karim Benzema por su pelea extrafutbolística con Mathieu Valbuena, tiene la gran oportunidad de conducir a su equipo hacia un título en su casa, como se dio en la Eurocopa de 1984 y en el Mundial de 1998.

Tal vez impulsado por el fervor de sus hinchas, Francia tomó el rol de armador del juego en Marsella. Fue dominador en los primeros minutos y a los 6 contó con una enorme oportunidad de la mano de su goleador: Antoine Griezmann se sacó de encima a Bastian Schweinsteiger y sacó un disparo que si hubiera sido más esquinado tal vez se habría convertido en el 1-0. Sin embargo, Manuel Neuer llegó a la pelota y lo evitó.

El intento del atacante de Atlético de Madrid congeló a Francia e impulsó a Alemania, que en el mismo tiempo de tenencia contó con dos oportunidades claras de marcar. A los 12, a través de un tiro de Thomas Müller con un tiro ue cruzó toda el área y salió y, poco después de un minuto, cuando el arquero Lloris se lució ante un duro remate de Emre Can, muy activo en la ofensiva alemana.

En un ida y vuelta rabioso, la respuesta bleu llegó a los 24 minutos, con un tiro libre a 30 metros del arco. Dimitri Payet se hizo cargo del lanzamiento pero su derechazo se encontró con las manos de Neuer. Del otro lado de la cancha, el arquero francés fue nuevamente exigido, esta vez por un intento de media distancia de Schweinsteiger.

Müller, quien aún no marcó en esta Eurocopa, tuvo quizás la mejor ocasión de los alemanes de convertir cuando quedó solo frente al arco a los 32 minutos pero Samuel Umtiti apareció para rechazar y alejar el peligro. El seleccionado de Deschamps, en tanto, contó poco antes del final su chance cuando Olivier Giroud, resistido en el arranque del torneo porque los hinchas creían que ese lugar debía ocuparlo Benzema, se escapó solo contra el arco de Neuer. Sin embargo, se demoró y Höwedes evitó el remate.

El 0-0 parecía destinado a ser el resultado de esa primera etapa. Pero, ya con el tiempo cumplido, Schweinsteiger interpuso su mano en un centro y el árbitro no dudó en sancionar penal. Neuer no adivinó las intenciones de Griezmann y se tiró al palo contrario al que eligió el delantero francés. 

Neutralizar a Alemania fue la premisa con la que salió el equipobleu a jugar el segundo tiempo . Y le dio resultados. A los 15 minutos, Alemania sufrió su primera baja, por la lesión de Jerome Boateng. Y, a los 27, un error de Kimmich desencadenó el segundo gol de Griezmann. La respuesta alemana fue inmediata con un tiro que la suerte quiso que impactara en el travesaño y no se convirtiera en el descuento. ¿El autor del remate? Kimmich, que buscaba resarcirse.

Para erigirse como un gran equipo, además de a un enorme goleador (cabe recordar que Müller no le dio goles a Alemania en esta Eurocopa), Francia tuvo a un fantástico arquero. Lloris resistió la embestida alemana del final y fue importante para proteger el 2-0. Fue, sin dudas,una final anticipada entre los mejores equipos del Viejo Continente a los que el fixture cruzó antes. La verdadera definición se dará el domingo en Saint-Denis y el último obstáculo entre los franceses y el título será la Portugal de Cristiano Ronaldo.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar