Boca enfrenta a Olimpia en un ensayo para la Copa

 

Bien al norte del continente, Lionel Messi continúa rompiendo cualquier récord que se le ponga enfrente y guía a Argentina hacia el título en la Copa América. Del otro lado del Atlántico, la Eurocopa de Francia también se roba la atención del mundo de la pelota, con la fase de grupos ya concluida. Sin embargo, mientras todo esto sucede, en la cabeza de Boca sólo hay una cosa: la semifinal de la Copa Libertadores ante Independiente del Valle, que se jugará el 7 de julio. Hoy, por lo pronto, el conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto disputará un amistoso que no será un mero ensayo, ya que el Mellizo utilizará gran parte del equipo que jugará ante los ecuatorianos. Y el marco de Salta acompañará: las populares ya están agotadas y la expectativa supera los límites que el propio Boca se encargó de imponer en una ciudad que se declaró “bostera por excelencia”.

De los tres refuerzos que ya sumó Boca, solo Darío Benedetto jugará de titular esta noche (Fernando Zuqui y Walter Bou estarán en el banco). El Mellizo, claro, no guarda nada y prueba el equipo que en su mayoría jugará ante los ecuatorianos, aunque luego deberá realizar cambios obligados: Cristian Pavón, suspendido, no podrá estar ante los ecuatorianos (jugaría Federico Carrizo) y Frank Fabra (se encuentra en Estados Unidos con la selección de Colombia) reemplazaría a Jonathan Silva. Jugará, también, Nicolás Lodeiro, que estuvo a punto de perderse la Copa América por lesión.

En cuanto a la venta de entradas, desde la organización informaron que sólo queda un remanente de plateas, cuyo precios van desde los 500 a los 690 pesos. Con respecto al precio de las entradas, el gobernador Juan Manuel Urtubey tuvo que intervenir para bajarlo, ya que en un principio se había estipulado un precio único de 690 pesos, lo cuál fue considerado excesivo. El pedido surtió efecto y las populares bajaron a 290 pesos.

Boca llegará a media mañana en vuelo charter junto a Olimpia y ambos emprenderán el regreso luego del encuentro, que se estima se jugará con las 22 mil localidades vendidas. La pasión que mueve Boca trasciende como siempre las fronteras, ya que simpatizantes de países limítrofes y provincias vecinas se darán cita para ver al equipo cuya máxima atracción es el carismático Carlos Tevez, quien se ganó al público local porque las veces que vino a Salta siempre se dio tiempo para realizar visitas solidarias al hospital de Niños.

Cada vez falta menos para la semi de la Libertadores. Boca, mientras tanto, se pone a punto.

Fuente: Clarín

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar