Abogados investigarán la conexión argentina con el FIFAgate

 

Tres influyentes dirigentes del fútbol argentino escucharon la advertencia por teléfono: "Ojo con lo que hacen. La Comisión Regularizadora es la peor solución. Van a tener a la policía en su casa". Eso ocurrió en el mes de junio, cuando aún no había llegado al país la misión de la FIFA para intentar ordenar el caos institucional que vivía la AFA. Los desencuentros siguieron y no hubo consensos ni acuerdos a largo plazo. En julio, desde Zürich nombraron a Armando Pérez como máximo dirigente del Comité de Regularización.

Esta semana llegó "la policía": abogados extranjeros que responden a la Justicia de Estados Unidos, a la FIFA y a la Conmebol. Su objetivo es revisar los papeles de la AFA y verificar si allí donde Julio Humberto Grondona gobernó a sus anchas hay relación con el escándalo de corrupción conocido como FIFAgate.

En rigor, se trata de una auditoría forense. Los nuevos estatutos de la FIFA (y el que está próximo a aprobarse de la Conmebol) contemplan la posibilidad de que las asociaciones miembro sean sometidas a este tipo de controles. Y, también, una consecuencia de que la AFA se haya puesto de rodillas ante Asunción (sede de la Conmebol) y Zürich (sede de la FIFA). Con Grondona vivo a nadie se le hubiera ocurrido mandarle un solo abogado para controlarle ni una factura al histórico líder del fútbol argentino. Hoy, la AFA tiene un gobierno con una autoridad trasplantada.

"Hay una novedad: la policía está en la casa". Con esas palabras, los dirigentes del Ascenso se enteraron, el lunes, de que los letrados que reportan a Loretta Lynch, la fiscal general de Estados Unidos, habían arribado al edificio de la AFA, sobre la calle Viamonte. A los clubes de las categorías del ascenso, enfrascados en una particular lucha para conseguir que les paguen tres meses adeudados de los ingresos televisivos, la noticia les pasó por alto.

Fuentes de la AFA confirmaron que entre estos nuevos veedores (que se suman a los designados por la jueza María Servini para investigar la ruta del dinero del Fútbol Para Todos) hay letrados que trabajan para Ernst & Young, una de las auditoras más importantes del mundo. Esta empresa, con sede en Londres y una facturación de US$ 28.700 millones en 2015, fue contratada por la Conmebol para hacer una auditoría forense en la asociación continental a principios de este año.

Fuente: LN

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar