¿Para qué corres cada día?

 

Una vieja pregunta que nunca tuvo más sentido.

Cuando éramos pequeños había una pregunta que te solían hacer en las reuniones familiares y en cuanta ocasión se reunieran personas mayores. Y creo que, aún, hacen las abuelas; qué querés hacer cuando seas grande.

Qué vas a hacer cuando seas grande

Hasta inspiró una canción de Miguel Mateos…

Esta pregunta que para algunos era fastidiosa en más de una ocasión, era también, una oportunidad de desear crear “cómo sería nuestro futuro”.

Esta pregunta que, luego, desestimamos por muchos años, es la que me toca hacerte ahora mismo.

Cuando corres para dejar a tus hijos en el colegio, o cuando apuras el paso para llegar a cierta hora al banco, o cuando te distraes de una charla respondiendo tres chat al mismo tiempo, o no te das tiempo para comer en paz o por qué no, para cocinar tus propios alimentos, o jugar con tu perro…qué es lo que quieres hacer, no ya cuando seas grande sino aquí y ahora, y cómo eso va a hacerte a vos dentro de unos pocos años…

Y esto tiene que ver tanto con la gestión del tiempo como con la idea que nos hacemos de cómo elegir qué hacer en ese tiempo. Y sí, ahí es donde empieza mi trabajo. Muchas veces esa pregunta que nos hacían y nos hicimos pareció sin importancia, pero durante nuestra adolescencia, cuando tuviste que elegir carrera o cuando la terminaste y tuviste que elegir qué se venía justo ahí para vos, la actualizabas en su pleno significado.

Esa pregunta, esa misma pregunta, es la que suele estar sin respuesta a medida que pasa el día. Y es esa pegunta, sin responder, la que nos deja expuestos cada día, a cada minuto, a reaccionar a todo. Y no hablo de tener el control, sino de elegir cada día qué quiero hacer, para qué y con qué sentido.

¿Desde dónde hacer esa elección?

Y ahí, de nuevo la pregunta. Qué es eso que le está dando sentido a tu vida. O quieres que le de sentido a tu vida.

Cuando tienes eso claro, cada día tiene un sentido, porque estás buscando algo en concreto durante el día. Y eso te aleja del ruido, de lo que no tiene sentido, de las conversaciones inútiles. Y de las dudas. No hay aleatoriedad. No necesitas más que decidir sobre este sentido.

Nos cansamos de correr detrás de cosas que no queremos para lograr resultados que no nos interesan, pero que estarán allí si seguimos haciendo lo mismo. Alguna vez escuchaste ejemplos de esto.

Y para decidir sobre este sentido, nada mejor que tu intuición. Que no es tan simple de usar para nosotros como creemos.

Por eso:

Toma en cuenta qué vas a hacer cada día, y piensa qué impacto tiene en tu estado de ánimo esta tarea o actividad de tu día a día.

Practica la meditación, nadie pide que hagas un viaje a la India o tengas un gurú, solo que conectes con tu respiración, y con eso ya comenzaras a conectar con tu presente, aquí y ahora.

Pregúntate un minuto antes de mirar el reloj, y correr a hacer dos o tres cosas al mismo tiempo, qué pasaría si no corrieras, quién se vería perjudicado, y en qué se vería perjudicado. 

Si vas a correr, pregúntate si es lo mejor para las personas que consideras importantes. Y digo importantes, pero sólo vos sabés el real significado de esta palabra. Así que escribe qué significa para vos la palabra IMPORTANTE.

Date durante el día varios MindUp, pequeños descansos para el cerebro, que es un programa desarrollado por Goldie Hawn y Judy Willis para algunas escuelas de Norte América, Inglaterra y otros países. Y se aplica para desarrollar las habilidades sociales de los chicos, y que no es otra cosa que entender que lo que pienso con lo que siento va a impactar en cómo actuaré luego.

Cuando domines esto puedes escribir la totalidad de tareas que tienes que hacer, y dejar que sea tu gusto, sin atadura de ningún tipo, el que decida, y presta atención a las tareas que estás repitiendo.

 Respóndete qué tienen que ver estas tareas con tu estilo de vida actual, y cómo te sientes con esta relación, te sientes coherente, sientes que no te gusta lo que ves, qué sientes…

Si no te sientes a gusto…puedes buscar ayuda, no es necesario que tu presente sea vivido como un algo que sólo se va esperando los fines de semana o las vacaciones. Y comenzar a conectar de nuevo con esa sensación que tenía cuando decías “yo cuando sea grande quiero ser…”

Pablo González Quatro

Cansado de Ser llamado Vago, escribo para darle SENTIDO a todo el tiempo que me paso procastinando. Y comparto lo que se me ocurre de vez en vez, para evitar la procastinación y hacer + con Menos.

A veces hago de Consultor  sobre gestión del tiempo y productividad personal y de equipos.

Aplico la filosofía "Lean" aplicada a todos los ámbitos de mi  vida, en cada momento para asumir la incertidumbre de los cambios que afrontamos cada día. Amo el minimalismo, me siento atraído por el “kaizen”.
Ayudo a personas que han decidido tomar consciencia de cómo usan su tiempo, y transformarse. A través de talleres, seminarios y mastermind.

Puedes leer más al respecto en:

Facebook: https://www.facebook.com/ProductividadAntIncendios

Medium: https://medium.com/productividad-anti-incendios

Web: http://bit.ly/PabloGonzalezQuatro

 

Pablo González Quatro

Cansado de Ser llamado Vago, escribo para darle SENTIDO a todo el tiempo que me paso procastinando. Y comparto lo que se me ocurre de vez en vez, para evitar la procastinación y hacer + con Menos. A veces hago de Consultor sobre gestión del tiempo y productividad personal y de equipos. Aplico la filosofía "Lean" aplicada a todos los ámbitos de mi vida, en cada momento para asumir la incertidumbre de los cambios que afrontamos cada día. Amo el minimalismo, me siento atraído por el “kaizen”. Ayudo a personas que han decidido tomar consciencia de cómo usan su tiempo, y transformarse. A través de talleres, seminarios y mastermind.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar