Mitos y falsas creencias sobre la lactancia materna

 

Alrededor de la lactancia materna se han construido diversos mitos que muchas veces ponen en riesgo su éxito. Es común que se transmitan de generación en generación, y por eso es importante saber cuáles son para derribarlos

Hay madres que no producen suficiente leche

Es prácticamente imposible que una madre no tenga la capacidad de producir leche. El bebé, al igual que cualquier cría mamífera, controla la cantidad de leche que debe producir su madre. Hay que respetar la demanda del bebé, es decir, dejarlo que tome todas las veces que el bebé lo necesite, asegurando una correcta posición al pecho

Algunas mujeres producen leche de mala calidad y por eso el bebé no aumenta bien de peso

Se ha comprobado que incluso las madres desnutridas y que viven en situaciones de pobreza y precariedad extremas producen leche materna de calidad. Aunque comas mal y tu dieta no sea del todo equilibrada puedes estar tranquila, ya que las células que se encargan de fabricar la leche se las arreglan para extraer de las reservas maternas todo lo necesario para que no le falte de nada al bebé. En la mayoría de casos de bajo peso del niño, la causa es o bien un consumo insuficiente de leche materna o algún tipo de problema que el pediatra solucionará

El éxito de la lactancia depende del tipo de parto, de la forma de los pezones y del tamaño de los pechos

El éxito de la lactancia está relacionado con la información y soporte que recibe la madre, su confianza en sí misma, y la colocación frecuente y eficiente del bebé al pecho. No tiene que ver con la forma de los pezones, tamaño de los pechos o tipo de parto.

Los pechos pequeños amamantan tan bien como los más grandes. La forma de los pezones en general no afecta la lactancia. Es cierto que en algunas situaciones particulares, tales como pezones umbilicados o extremadamente grandes, se pueden tener más dificultades al principio, pero pueden solucionarse con un adecuado apoyo profesional. Finalmente, el tipo de parto, la medicación que recibió la madre o incluso las complicaciones asociadas al posparto pueden retrasar un poco el inicio de la lactancia, pero no tienen ninguna influencia una vez ya se ha iniciado.

Dar pecho a demanda, genera niños dependientes y trastornos de pareja

El pecho a demanda es una necesidad de los bebés. El bebé debe tener una relación de dependencia con su madre, porque la cría humana es inmadura desde el punto de vista fisiológico y psicológico. Las necesidades del bebé son muy intensas al principio, pero van disminuyendo con el tiempo. Además, el trabajo en equipo que se realiza al cuidar de un recién nacido puede unir a una pareja conforme aprenden a ser padres juntos.

 

Es importante que todos estemos informados sobre lactancia es la mejor forma de apoyar a las madres en esta maravillosa tarea, acompañando sin entorpecer. Muchas veces aunque sea de buena voluntad un consejo sin fundamento basado en una creencia errónea, puede llevar a malograr la lactancia.

Fuentes. Amamantarg, LacMat, Alba lactancia

Beatriz Benito

Soy Beatriz, tengo 51 años. Hace un tiempo, cuando recibí la hermosa noticia de que iba a ser abuela, decidí formarme como “doula” para acompañar a mi hija y reviví el maravilloso mundo de la maternidad, eso me llevó a querer seguir y continúe con la formación de preparadora prenatal, mientras estudiaba redescubrí la lactancia y me sorprendí, porque a pesar de haber amamantado a mis tres hijas, había muchas cosas que desconocía, y otras tantas que no eran como pensaba. El tema me atrapó y busqué cómo seguir capacitándome y encontré la Asociación Amamantarg de la que ahora soy parte, me formé como consultora en lactancia materna y como coordinadora de grupos de apoyo y tengo a cargo ahora el de San Rafael. Quiero invitarlos a conocer este maravilloso mundo que es la lactancia, el alimento inigualable, inimitable que nos ha hecho sobrevivir como especie y que hoy en día todavía no es valorado, que le da a nuestros niños y a sus madres innumerables beneficios tanto para su salud física como emocional.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar