Cómo Argentina cayó en `default´ en las PASO 2019 y la importancia de que los Estados tomen deuda, explicado por el empresario local Miguel Labiano

 

En un conversatorio vía Google Meet, el contador y empresario sanrafaelino Miguel Labiano junto al antropólogo Gustavo Neme, expusieron su perspectiva respecto al `default´; la relación del clima político y los aspectos económicos; y la importancia de que Argentina tome crédito internacional para obra pública.  


Con la intención de desmitificar ciertos relatos económicos-financieros (como la falsa idea de la inviabilidad del pago de la actual deuda externa argentina o la supuesta condena a la que sometió el país el ex presidente Mauricio Macri tras el acuerdo con el FMI), referentes del medio intelectual y cercanos al PRO San Rafael realizaron un conversatorio abierto. En la reunión, que tuvo lugar por Google Meet el último jueves, expuso –a modo introductorio- el antropólogo sanrafaelino Gustavo Neme, y desarrolló los ejes centrales el contador y empresario local, Miguel Labiano.

Los expositores plantearon primero, como marco preliminar, un concepto clave: la idea que en la Argentina, cuando de hacer inversión se trata, no se miran los aspectos económicos, “ni los índices o los balance”. En contrapartida, lo que sucede -planteó Neme-, es que en “Argentina se miran las encuestas”. Y añadió: “Hay una tendencia a mirar el clima político cuando se quiere hacer una inversión. Y es porque aquí la política tiene una marcada influencia por sobre los aspectos económicos”, marcó el investigador.

El conversatorio ahondó, principalmente, en el problema que se plantea en la relación “política-economía”. Pero antes de introducirse de lleno, por su parte, Labiano planteó algunas preguntas preliminares. “Desde el punto de vista de la realidad económica, ¿cuándo se declaró el default?; y en principio, ¿es bueno o no lo es que un país se endeude?”, se preguntó Labiano.

Miguel Labiano y Gustavo Neme (Foto: Archivo)

 

“Tanto para un Estado como para un privado, tomar deuda es un instrumento”, aclaró el empresario. “El tema está en si ese instrumento se lo utiliza bien o se lo utiliza mal. De hecho, cualquier empresa surge de un endeudamiento. Y con el Estado sucede algo similar: que tome deuda, es únicamente malo cuando se utilizan los fondos para gastos corrientes; pero es absolutamente benéfico cuando hay inversión en obra pública”, explicó Labiano.

En ese sentido, el contable remarcó la importancia de que el Estado contraiga deuda con la finalidad de invertir. Argentina “padece un sinnúmero de carencias en caminos, rutas, puentes y hospitales”, por ejemplo. “Por ello es importante hacer una evaluación social de las inversiones en obra pública”, destacó el empresario.

¿Y cómo se endeuda un Estado y qué instrumentos usa para ello? Los Estados, usualmente, emiten un título de deuda pública, “que es un pagaré emitido por un gobierno pero de muy largo plazo, porque normalmente los proyectos de un Estado son proyectos a largo plazo”,  explicó el profesional.

En referencia a la discusión de cuándo verdaderamente Argentina entró en `default´, Labiano eligió poner de relieve un título de deuda, “que es un bono argentino 2020” –dijo-, y que vencía en octubre del presente año. Con este ejemplo, los expositores demostraron que, ciertamente, el `default´ se declaró el día después de las PASO 2019: “Fue el día que se vislumbró que Argentina reestructuraría su deuda”.

“Era un título a 5 años, donde el Estado se comprometía a pagar una tasa nominal del 8 por ciento anual y que Argentina iba a pagar intereses de forma semestral”. La mención de dicho título, aclaró Labiano, es tan sólo un ejemplo “de lo que ocurrió con todos los títulos”.

¿Y cómo evolucionó el título citado? “Llegó a valer 110, o incluso más. Y en la medida que el titulo valga más, como fue ocurriendo, significa que el país para endeudarse paga tasas de interés menor. Siendo un título argentino, el Gobierno tiene la posibilidad de emitir más títulos como este y colocarlos a un precio alto”, dijo.  

El grafico que muestra el precio de la cotización del título citado.

 

“Esto es como la moneda de deuda de Argentina, que en este caso es un título. Y cuanto más valga en el mercado, significa que el mundo está dispuesto a aceptarlo”, explicó el empresario. Y añadió: “Este es un indicador de la tasa del riesgo país, es decir, que cuanto más vale el título, el riesgo país es más bajo”.

Actualmente, el bono vale alrededor de 38, lo que demuestra cómo el título se fue deteriorando, “porque el lenguaje del gobierno fue cada vez más duro y agresivo”.

Ahora bien, ¿Cómo se relaciona todo esto, con el clima político? Labiano explicó que durante las PASO de 2015 –cuando los principales candidatos eran Mauricio Macri y Daniel Scioli-, el mercado recibía mensajes claros y ciertas certezas. “En ese entonces, el asesor económico de Scioli, Miguel Bein, había inspirado mucha confianza en los mercados, porque tenía un lenguaje claro”. 

Otras fue la suerte durante las PASO 2019, cuando los candidatos en punta eran Mauricio Macri y Alberto Fernández. Para ese entonces, las declaraciones de Fernández generaban pocas certezas al mercado, cuando pronunciaba declaraciones como: “Yo no les puedo decir qué voy a hacer, pero sí sé lo que debo hacer”. Para Labiano, mensajes como de este tipo “no son para nada buenos, primero porque la ciudadanía tiene el derecho de saber qué proyectan sus gobernantes, y segundo porque el lenguaje es poco claro y crea incertidumbre”.  

Miguel Bein, ex asesor de Daniel Scioli (Foto: Archivo/La Nación)

 

Siguiendo el caso del ejemplo, fue así que después de las PASO 2019, se produjo una caída estrepitosa y muy importante en el título 2020. Pasó de cotizar poco más de 90 a valer 40: “Ese día la Argentina es cuando entró en `default´. Fue cuando el resultado de las PASO 2019 ya indicaban que íbamos a tener un presidente que no daba certezas y generaba incertidumbre”, remarcó Labiano.   

Los expositores citaron alguna de las desacertadas declaraciones que llegaron a pronunciar algunos políticos, respecto de quienes compraron títulos argentinos. Ante esto, el contador indicó que “los títulos públicos son nuestra moneda a nivel internacional. Cuando un analista mira la salud económica de un país, mira esos títulos”.

Los disertantes además recalcaron en la importancia y el deber de la clase dirigencial en “aprender” nuevos modos “para que estos cambios políticos no representen tanto riesgo en cuanto al endeudamiento. Si cada cambio político significa un salto al vacío en ese sentido, nos debemos un debate profundo lo que significa endeudarse”, dijeron.

“Revisemos la historia: no pueden haber más grietas en estas cuestiones que son tan serias. Esa en mi reflexión”, concluyó Labiano.  

 

 

 

Por Redacción Ojos de Café // Foto portada: -montaje-

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar