Columna: `Consejo Económico, Ambiental y Social: un aporte al diálogo y a los consensos´ - Por Daniela García y Jorge López

 

La diputada Daniela García (UCR)  y su par Jorge López (UCR) se manifestaron como miembros informantes sobre el tema en Diputados Mendoza. Aquí se comparten algunas líneas de reflexión sobre la media sanción a la propuesta del Gobernador de la creación del Consejo Económico, Ambiental y Social.   


El surgimiento de diversos consejos económicos y sociales e instituciones similares en América Latina son la síntesis de la necesidad y el interés en fortalecer la democracia por medio de la creación de espacios de diálogo, de concertación, de intercambio y articulación de ideas.

Los espacios de participación ciudadana, han sido y son parte de las nuevas formas de gobernanzas moderna. Diversas herramientas se encaminan a generar más diálogo para una política de acuerdos. La participación y el involucramiento por parte de la sociedad civil, agiliza miradas, resolución de conflictos y una agenda pública unificada.

Son amplios los antecedentes en nuestro país en esta materia, podemos comenzar con el Consejo Nacional de Posguerra, creado en 1944, con el objetivo de asesorar al gobierno y de coordinar y planificar las políticas económicas y sociales, la función era colocar al Estado Nacional en una situación de prevención frente al escenario de finalización de la Segunda Guerra Mundial, para lo cual, tanto lo económico como lo social, debían estar bajo el área gubernamental que sería responsable del correcto encauzamiento de los conflictos y las demandas que se preveía que comenzaran. Este consejo luego se institucionalizaría en un decreto como Consejo Económico Social, que sentaría las bases según algunos autores para el Planquinquenal de J. D. Perón.

Años después, fue el Dr. Raul Alfonsín quien en con el Decreto N° 1.371, del 26 julio 1985, crea la Conferencia Económica y Social, como organismo de consulta y participación que funcionaría en jurisdicción de la presidencia de la nación. Preveía la participación de representantes del sector: trabajador, empresario y estatal. Y quien insistiría luego con esta iniciativaen un proyecto de  ley.

Posteriormente la Ley que declaraba la necesidad de una reforma parcial de la Constitución, establecía  que la Convención Constituyente podría habilitar el debate para la creación de un  Consejo Económico y Social con carácter consultivo. No se vió reflejado este tema en la reforma del 94, pero sí lo incorporaron varias cartas magnas provinciales, dejando sentado la creación de este tipo de consejo como organismo de consulta para políticas públicas económicas sectoriales.

En Mendoza obran diversos antecedentes de proyectos de ley respecto a este tema, desde el año 1983 han pasado sin un tratamiento efectivo. Este año el Poder Ejecutivo envió un proyecto a la legislatura provincial, con una amplia representación sectorial, académica, científica, y de organizaciones de trabajadores. Esperando que pueda ser un organismo técnico, de encuentro, de articulación y de fomento por políticas públicas a largo plazo, en donde se puedan concretar proyectos fundamentales para Mendoza, en donde trasciendan las opiniones, en donde se acuerde y creen nuevos espacios de participación civil, mejorando así la democracia participativa.    

 

Por Daniela García y Jorge López*

* Bloque de Diputados provinciales

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar