Si se cuida la voz, se evitan disfonías

 

OSEP: Si se cuida la voz, se evitan disfonías.

OSEP brinda cuidados de la salud vocal promoviendo el uso adecuado de la voz, cómo cuidarla, qué hacer cuando se afecta, con el objetivo de prevenir posibles trastornos de la voz que puedan aparecer en el transcurso del tiempo.


¿Qué es la disfonía?


El abuso o mal uso de la voz puede provocar importantes trastornos vocales. Las disfunciones de la voz se manifiestan por la alteración de una o de todas las cualidades acústicas de la voz (intensidad, altura, timbre), y se debe a múltiples factores.

Se habla de disfonía cuando la voz se escucha con alteraciones (voz ronca, áspera, apagada, entrecortada, soplada) y de afonía cuando hay falta absoluta de voz. 

Cuando la voz está afectada se aconseja realizar la consulta médica al otorrinolaringólogo para tener un diagnóstico. Posteriormente se indica un tratamiento fonoaudiológico.


Factores de riesgo

Se sufren trastornos vocales debido a:

    • Esfuerzo, abuso o mal uso de la voz.
    • Uso de voz prolongado en el tiempo. 
    • Género, edad, influencias hormonales, y estado de salud general. 
    • Tabaco.
    • Alcohol.
    • Estrés.

Síntomas

    • Ronquera.
    • Dolor o ardor al hablar. 
    • Sensación de falta de aire.
    • Dificultad para tragar y la carraspera. 
    • Tos.

La prevención es posible 

    • No fumar. 
    • Evitar la cafeína y el alcohol, provocan deshidratación de las cuerdas vocales.
    • Evitar hablar rápido y respirar entre las frases.
    • No hablar en exceso. Limitar el uso de la voz, destinando tiempo al reposo de la voz durante el día.
    • No gritar ni hablar por encima del ruido ambiental.

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar