Hoy todos hablamos de autismo

 

 

“La calidad de vida de una persona con Autismo, depende más del nivel de comprensión de la sociedad sobre su condición que de los esfuerzos que haga por ser como nosotros”

Theo Peeters

Hoy es 2 de Abril, y en nuestro país recordamos y conmemoramos el día del veterano de guerra y caídos en Malvinas. Y eso está prohibido olvidar.

Pero desde el 2007, año en que la ONU designó el 2 de abril como el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo, con el fin de aumentar la conciencia pública sobre este trastorno y a la vez generar actividades de difusión sobre la importancia del diagnóstico precoz y la intervención temprana; favoreciendo de este modo  la inclusión social de las personas con autismo, se conmemora en nuestro país también y en el resto del mundo este día y entonces HOY: HABLAMOS DE AUTISMO… invitando a que esto tampoco se olvide y a que podamos hablar de Autismo el resto de los días también.

Para esto, nuestra ciudad, y muchas otras del mundo, se visten de azul, y es que el azul se ha transformado en un símbolo del Autismo porque representa lo que viven a diario las familias y personas con este trastorno. Ya que este  color  tiene la peculiaridad de ser “brillante como el mar en un día de verano  y otras veces se oscurece como un mar en tempestad".

En un día como el de hoy, entonces, en el que nos sumamos a esta concientización sobre el Autismo:

  • ¿Qué debemos saber sobre los Trastornos del Espectro Autista?

 

Primero, que es un espectro (porque se puede presentar en diferentes niveles de “funcionamiento”) de caracterizado por déficits en el desarrollo. Con un . En la última versión de la clasificación internacional de trastornos mentales más importantes, el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders-5 (DSM-5), el Autismo pasa a denominarse Trastornos del Espectro Autista (TEA), ya que reconoce la sintomatología autista común a todos los individuos en un amplio abanico de fenotipos. Así mismo, dicho manual menciona el nivel de severidad:
 

Nivel 1: necesita ayuda
Nivel 2: necesita ayuda notable
Nivel 3: necesita ayuda muy notable.

 

Se inicia a edad temprana, generalmente dentro de los primeros 3 años de vida. Aunque actualmente la mayoría de los niños se diagnostican cerca de los 6 años.

En relación a su origen, , si bien este trastorno no se debe a una única causa. Existen muchos estudios que han demostrado asociaciones con marcadores genéticos, pero también con circunstancias epigenéticas y ambientales (exposición durante el embarazo a ciertos virus, fármacos y otros factores prenatales y perinatales).También existe un substrato morfológico cada vez más evidente con alteraciones en la arquitectura cerebral en los casos de TEA. (AETAPI, Asociación Española de Profesionales del Autismo).

 

  • ¿Cuáles son las áreas mayormente afectadas por el trastorno?

 

  • Alteración cualitativa en la interacción social recíproca: Por ejemplo, dificultad para comprender y compartir las emociones y pensamientos del otro (empatía); poco contacto ocular; escaso uso de expresiones faciales y gestos; dificultad en la conducta de buscar a otras personas como apoyo o para recibir afecto cuando no se sienten bien. Falta de motivación. Reacciones emocionales inapropiadas.
  • Alteración en la comunicación: Demora en la adquisición del lenguaje oral, o ausencia total del mismo; dificultad  para iniciar una conversación de forma espontánea; uso repetitivo y estereotipado del lenguaje (ecolalias, jerga, etc); anomalías en el tono, énfasis, ritmo y entonación del habla; carencia de juego simbólico espontáneo o de juego social de imitación. Déficit en la comprensión : Procesamiento verbal
  • Alteración en la conducta: Intereses y actividades limitadas, repetitivas y estereotipadas: Dificultad para jugar con juguetes; adherencia excesiva a cierto objetos; repetición de actividades una y otra vez; tendencia a alinear objetos (pone en fila juguetes); hipersensibilidad a ciertas texturas o sonidos; presenta movimientos “raros” (aleteos, camina en puntas de pie, golpea sus manos, se roza el ojo con muebles, etc)

Presencia de berrinches sin motivo aparente o cuando hay motivo suelen ser demasiado intensos; conducta oposicionista; hiperactividad o hipoactividad ; Inflexibilidad.

 

  • ¿Cuáles son algunas señales de alerta que debemos conocer para favorecer la detección temprana?

Que el/la niño/a:

 

  • No responde a su nombre.
  • No puede pedir/decir lo que quiere.
  • No presenta lenguaje oral o pierde las palabras adquiridas.
  • No responde a consignas.
  • No señala ni saluda.
  • Prefiere jugar siempre sólo.
  • No presenta atención conjunta.
  • Hace berrinches sin motivo
  • Repite actividades una y otra vez.
  • Tiene preferencia excesiva por algún objeto.
  • Hace movimientos “raros”, por ejemplo camina en puntas de pie, aleteo, etc.

Es importante que ante la detección de estas señales en un niño se realice la consulta pertinente a especialistas, ya que de este modo favorecemos la detección temprana y por ende la evolución y  el pronóstico.

Así mismo, es fundamental recordar que cada persona es única, y cuando se trata de autismo también es así; cada caso es único. Pero se pretende, dando a conocer estas características básicas del Trastorno, que como sociedad aprendamos más sobre esto y  

nos podamos involucrar en la inclusión de las personas con TEA.

Personas que ante todo,  y como todos, merecen respeto y oportunidades, porque en ese “mundo en el que parecen estar”,  que es exactamente el mismo que el nuestro, son personas que sienten: que aman, que sufren , que desean , que temen, que disfrutan y que necesitan que nos pongamos en su lugar en vez de que intentemos permanentemente ponerlos en el nuestro, porque ell@s no tienen una enfermedad, no tienen un “problema”, tampoco SON autistasell@s tienen Autismo, y es para ell@s, sus familias y todos los que tenemos la fortuna de amarlos y acompañarlos en el camino de de aprendizaje e inclusión… un “estilo de vida”, una condición,  una forma diferente pero no por eso “peor” o “menos” que la de los demás, de VER, SER Y ESTAR EN EL MUNDO

“Si pudiera chasquear los dedos y dejar de ser Autista, no lo haría.  Pues entonces no sería yo.                     El Autismo es parte de lo que soy.”        

Temple Grandin

Clara Llinás

28 años, Lic. en Psicología. Dentro del campo de la Psicología me desenvuelvo mayormente en lo que refiere a Discapacidad. Hace más 6 años trabajo con niñ@s con Trastornos del Espectro Autista, amo lo que hago y me formo constantemente para hacerlo con dedicación y responsabilidad. Encuentro en mi rol profesional muchas satisfacciones a diario, y hoy en día amo mi rol de tía, mi cable a tierra. “No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor”

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar