¿Es Bueno o Malo Consultar a Dr. Google?

 

Las preguntas que surgen son: ¿Qué tan certero puede ser el diagnóstico? y ¿Por qué esto aterra tanto a los médicos que piensan que una masa de pacientes va a venir con su auto-diagnostico de enfermedades poco frecuentes, que obviamente no tienen?  

En muchas partes del mundo hoy en dia sigue siendo difícil acceder a una consulta médica en corto tiempo. Sin embargo, el internet ha logrado, en los ultimos 20 años, llegar a millones de hogares en el mundo, y esta al alcance de la punta de los dedos.

La globalización y el fácil acceso a la información  evoluciona exponencialmente, y la medicina no es una excepción. Para ejemplificar el avance de las telecomunicaciones en el campo médico, actualmente, aquí en Estados Unidos y en varios otros paises, ha proliferado una nueva manera de ver pacientes, la ”Telemedicina”. La Telemedicina se sustenta en la digitalización y rápida conectividad permitiendo al médico proveer la atención del paciente a distancia y de una forma no inferior a la consulta clásica. Es una gran comodidad, pero mas que nada facilita un servicio que en muchos lugares era imposible  por la lejanía de un centro medico especializado, y que requería el traslado del paciente.

Otro dia podemos hablar más de telemedicina y sus bondades, pero ahora vamos a hablar de Dr. Google. La mayoría de la gente con acceso a internet y cierto grado curiosidad, miedo o incertudumbre ha googleado alguna vez sus síntomas para saber que problema lo aqueja y que medidas tomar al respecto. Esa labor tan sensible que significa un diagnostico diferencial rápidamente ejecutado por un motor de busqueda y un algoritmo y…  Voila! De repente tenés leucemia o quizás dengue. Aquí es donde viene la parte más complicada, honestamente cualquiera de los dos diagnóticos necesitan de un médico y yo espero que el paciente ahí se vea motivado a consultar a un profesional. No me mal interpreten, no digo que es hipocondría, de esos pacientes no me voy a salvar con o sin internet.

Hoy en dia consultar a Dr. Google no es una cosa mala, les guste o no a varios colegas, la gente va en busqueda de información médica, es el presente y el futuro. La labor del médico es mantener buenas vias de comunicación, citando mi columna anterior, y atender seriamente las preguntas que surgen tal busqueda. El argumento, válido por cierto, que muchos colegas tienen de que en internet hay mucha información falsa y potencialmente dañina, hoy esta siendo tratada de tal forma que no aparezca en una simple busqueda. Por ejemplo, Google esta tratando de que si googleas “vacunas”, “causa de autismo” no salga en los resultados, siendo que es una gran falacia que puede perjudicar generaciones.

Por otra parte, Google el año pasado lanzo información de 900 condiciones médicas, información que ha sido revisada y continuamente monitoreada por reconocidos especialistas en el tema. Yo sincermente espero que el paciente se informe, tenga más perguntas, salvar las dudas y clarificar algún mal entendido cuando es necesario.  Eso si, no frene un tratamiento ni se automedique y busque una segunda opinion si no esta satisfecho. Para finalizar la idea, lo único que la gente debe saber es que esto es una herramienta de ayuda e información y así quizás gatillar una atención temprana pero no substituye la consulta médica apropiada. El consenso actual es alentar al paciente que se informe, que traiga mas preguntas y facilitar sitios web confiables. Se esperan resultados de estudios que comparen estado de salud y mortalidad en pacientes que se informan versus pacientes que no, pero es sabido que un paciente proactivo hace la diferencia. 

Juan Medaura

Juan Medaura, 34 años, Argentino, médico especialista en Nefrología e Hipertensión Arterial. Graduado de la Universidad Nacional de Cuyo. Certificado por la American Board of Internal Medicine desde el 2014. Actualmente resido en Nueva York desde el 2010 y trabajo en Harlem Hospital Center, afiliado al Colegio Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York, Estados Unidos. Profesor asistente de Medicina Interna y Nefrología de la Universidad de Mississippi. Nacido y criado en la hermosa ciudad San Rafael donde están mi familia y mis amigos de toda la vida. Mi interés profesional se focaliza en las enfermedades del riñón, diálisis, presión arterial elevada resistente al tratamiento, terapia intensiva y cuidados críticos, como también el manejo de transplantes renales y sus complicaciones. Mi tiempo libre: deporte, Netflix y Restaurantes. Mis amores: la Familia, los Amigos y el Club Atletico River Plate.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar