Crisis: El movimiento revelador

 

A veces  mediante una crisis (que nos descoloca), tomamos consciencia de algo que está ocurriendo en nuestro interior. La crisis aparece como una alarma, un despertador de consciencia.

¿Dónde estoy parado? ¿Qué estoy haciendo? ¿Qué  estoy sintiendo? ¿Me gusta lo que hago? ¿Estoy haciendo lo que realmente yo quiero o estoy repitiendo el destino de otra persona?

La crisis es la primer llamada de atención para hacernos ver que quizás estamos repitiendo el destino de otra persona del clan. La enfermedad o el síntoma también es una llamada de atención.

¿Cómo es esto? Mediante el síntoma, el cuerpo  se manifiesta para mostrarnos que hay algo que no estamos viendo. Vivimos tan acelerados y tan fuera de foco de nuestra realidad cotidiana, que es como si pasáramos por la vida en automático.

 

Vamos a poner un ejemplo.

Pedro trabaja desde adolescente en la empresa familiar de construcción, pero el ama bailar. Tuvo intentos fallidos de poder estudiar ya que el trabajo en la empresa siempre le demando mucho tiempo, pero un día decide ponerse a bailar en serio. Y en el segundo ensayo, se esguinza.

Ahí aparece la crisis, este síntoma (el esguince) le esta mostrando que no puede sostener la culpa de seguir con su propio destino. Como no se atreve a soltar el mandato familiar, si se esguinza puede renunciar “sin culpa” por así decirlo, a su sueño…

¿Cuántas veces nos boicoteamos? ¿Cuántas veces estamos a punto de salir de la zona de confort y parece que siempre algo pasa?

Paremos, tomemos consciencia, miremos nuestras lealtades invisibles hacia nuestro clan.

Todos tenemos un don y la vida, la buena vida, fluye cuando realmente hacemos lo que nuestra alma individual realmente quiere.

Es revelador ver la felicidad que siente el clan cuando uno sigue su verdadero destino, porque cuando uno suelta lo que no es de uno, y se hace cargo solo de lo personal, el clan se alivia y empezamos a ver como nuestro entorno(familia,pareja.hijos..etc) se alivia y nos abraza en una mirada más contenedora.

Sigamos nuestro destino, abracemos lo que nos tocó, trabajemos la culpa, y seamos responsables conscientes de nuestra vida.

Déjanos tu consulta o comentario

Bárbara del Do

Costeladora familiar, terapeuta holística, Master reiki karuna. Trabajo fusionando terapia floral y los conocimientos ancestrales. Mi especialidad es el trabajo individual en constelaciones familiares. Hago talleres mensuales al público y privados. Mi pasión es la motivación personal ,creo que todos podemos lograr todo lo que nos propongamos.. y lo que más me apasiona, es la mirada sistémica y expansiva , donde todos y todo tiene un lugar. Creo plenamente, que la paz arranca cuando uno es quien realmente quiere ser.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar